• Regístrate
Estás leyendo: Tatuador devuelve la sonrisa a mujeres con cáncer de mama
Comparte esta noticia
Martes , 17.07.2018 / 22:25 Hoy

Tatuador devuelve la sonrisa a mujeres con cáncer de mama

El colombiano Fabián Henao aplica técnica de dibujo para que las sobrevivientes 'recobren' las partes extirpadas; en noviembre próximo estará en México y anuncia ayuda gratuita.

Publicidad
Publicidad

Blanca Valadez

En solo 40 minutos el colombiano Fabián Henao logra que sobrevivientes del cáncer recuperen sus pezones y areolas mediante la técnica del tatuaje; con ello recobran su autoestima, sexualidad y sensualidad que en muchos casos quedaron anuladas cuando se sometieron a extirpaciones de mamas.

Hace una semana Henao arrancó en su país la campaña Pinta esperanza, y al difundir los primeros resultados a través de dos fotografías —una de ellas con la imagen de un busto con cicatrices y después éste mismo, pero dibujado con pezones y areolas—, pasó de tener 2 mil a 37 millones de seguidores en Facebook y su blog en solo dos días.

Este trabajo ha tenido tal impacto a escala internacional que en su agenda tiene programado visitar México, en los primeros días de noviembre, para tatuar de manera gratuita a por lo menos 50 mujeres que deseen desaparecer esas cicatrices que les dejó la mastectomía.

EL ARTE

Crear ilusión óptica, en eso consiste su arte, con ello logra que en esos senos previamente reconstruidos tras someterse a un largo proceso de quimioterapias, de tratamientos y de mutilación, se vea que hay volumen, coloración y pigmentación.

"Son tan reales y naturales a la vista, por supuesto no al tacto, que lo primero que hacen las mujeres al mirarse al espejo es romper en llanto", dijo el tatuador en entrevista para MILENIO.

A pesar de ser unas guerreras, en cada mujer que ha tratado y le ha escrito en su página de internet, Lienzo de piel, hay historias duras y llenas de dolor causado tanto por padecer el proceso de la enfermedad como por el abandono que sufrieron de sus parejas al haber perdido sus senos y carecer de pezones.

La labor del artista de 36 años es fundamental. Señaló que aunque en Estados Unidos existe esa opción de tatuar senos, los costos resultan tan elevados —prácticamente mil dólares por cada uno— que se sale del presupuesto de muchas mujeres que se han sometido a este tipo de cirugías.

Por ello diseñó la campaña en su país para atender a un grupo de personas, pero ante el éxito obtenido está ideando la manera de ampliar su grupo de trabajo para llegar a diversas partes del mundo y a todas aquellas féminas que lo soliciten, sin costo alguno.

"En México muchas mujeres mostraron su interés y se organizaron para que vaya a maquillarlas dentro de dos meses. Tengo programado estar aproximadamente 10 días con la campaña, trabajando intensamente", explicó el artista con 21 años de carrera, nacido en Armenia, Colombia.

Henao no desconoce que en México el cáncer de mama es la primera causa de muerte con casi 12 mil casos al año, 44 por ciento detectados en etapa tardía, cuando ya no hay posibilidad de cura dado a que el cáncer se diseminó a diferentes áreas del cuerpo, hasta en huesos, cerebro e hígado, provocando, en ese lapso, 5 mil 800 decesos.

IMAGEN COMPLETA

Aunque algunas sobrevivientes recurren a la reconstrucción mamaria basada en prótesis externas de relleno para vestir prendas como trajes de baño o escotes y cubrir el hueco o deformidad, en algunas sigue siendo muy doloroso enfrentarse a diario con la imagen corporal que reflejan en el espejo.

Inclusive en su estudio Lienzos de piel, donde maquilló a las primeras mujeres, han llegado personas de más de 65 y 70 años de edad que desean eliminar esas cicatrices, ver pezones y areolas dibujados.

"Estoy sorprendido con sus testimonios. Muchas han perdido su vida sexual, dejaron de lado la sensualidad, estoy hablando de mujeres de 30 a 60 años, madres, mujeres muy valientes y productivas. Ahora, con lágrimas en los ojos me dicen que se recuperaron a ellas mismas", destacó en la entrevista.

Antes de lanzar la campaña, Henao se dio a la tarea de ver varios documentales, empaparse de todos los estudios relacionados al tema de cáncer de mama y todas las repercusiones: "Vi el trabajo efectuado por otro tatuador, Vinnie Myers, quien se dedica a este tipo de labor".

Solo así se atrevió a utilizar los instrumentos normales como agujas limpias y tinta, más su técnica, para hacer trazos armónicos y precisos, acordes al color de la piel y de la dimensión de las mamas implantadas.

Dijo que en realidad las mujeres no son exigentes. Algunas piden areolas más pequeñas, otras más grandes, no más. Su gratitud es más grande que las pretensiones.

Él continuará la campaña en Colombia hasta octubre y después se dedicará a visitar todos los lugares del mundo donde ha sido solicitado su trabajo.

"Incluso estoy pensando en dedicarme en exclusivo a esta labor social, a estas mujeres, a estas heroínas, y aunque esto no me deja dinero, sí me da mucha satisfacción saber que mi talento puede disminuir el sufrimiento", relató el tatuador, en cuya familia no ha habido un solo caso de cáncer de mama, pero sí muchas mujeres que lo han sensibilizado hacia el trabajo altruista.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.