• Regístrate
Estás leyendo: Tablada y su "Misa Negra" que escandalizó a la Iglesia
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 23:18 Hoy

Tablada y su "Misa Negra" que escandalizó a la Iglesia

José Juan Tablada nació el 3 de abril de 1871; lo recordamos con el poema que, por su erotismo, alarmó a la sociedad porfiriana cuando se publicó en 1898.
Publicidad
Publicidad

A 147 años de su nacimiento, este 3 de abril recordamos al poeta, periodista y diplomático José Juan Tablada, uno de los poetas principales del movimiento modernista mexicano, que floreció en los años del cambio de siglo (de 1880 a 1920 aproximadamente).

José Juan de Aguilar Acuña Tablada y Osuna nació el 3 de abril de 1871 y falleció en Nueva York el 2 de agosto de 1945. Su obra poética ha sido dividida en tres épocas: “Poemas de Juventud (1892-1918)”, “Época Media (1901-1918)” y “Época Moderna (1919-1930)”.

TE RECOMENDAMOS: Al periodismo le hace falta poesía, dice Gersón Gómez

Desde muy joven colaboró en publicaciones como El Universal, El Mundo Ilustrado y El Imparcial, así como en medios de Venezuela, Colombia y Cuba. En 1894 inició su carrera con la aparición de su poema “Ónix” en la Revista Azul, y publicó luego su primer libro de poemas, El florilegio, en 1899. Impulsó también la publicación emblemática de los modernistas mexicanos: la Revista Moderna,

Tuvo una intensa vida diplomática y en 1914 emigró a Nueva York, donde Venustiano Carranza le confió algunos puestos del servicio exterior.

En pleno auge del modernismo, ese movimiento sofisticado, decadentista y con influencia francesa, Tablada publicó en 1894 el poema “Misa Negra” que provocó un gran escándalo entre el clero y la aristocracia porfiriana, tanto por su título como por su tema cargado de un erotismo desesperado.

TE RECOMENDAMOS: El poeta en la parada del autobús

Misa Negra

¡Noche de sábado! Callada

está la tierra y negro el cielo;

palpita en mi alma una balada

de doloroso ritornelo

El corazón desangra herido

por el cilicio de las penas

y corre el plomo derretido

de la neurosis en mis venas

TEXTO

¡Amada ven!…Dale a mi frente

el edredón de tu regazo

y a mi locura, dulcemente,

lleva a la cárcel de tu abrazo!

¡Noche de sábado! En tu alcoba

Flota un perfume de incensario,

el oro brilla y la caoba

tiene penumbras de santuario.

Y allá en el lecho do reposa

tu cuerpo blanco, reverbera

como custodia esplendorosa

tu desatada cabellera.

Toma el aspecto triste y frío

de la enlutada religiosa

y con el traje más sombrío

viste tu carne voluptuosa.

Con el murmullo de los rezos

quiero la voz de tu ternura,

y con el óleo de mis besos

ungir de diosa tu hermosura.

TEXTO

Quiero cambiar el beso ardiente

de mis estrofas de otros días,

por el incienso reverente

de las sonoras letanías;

Quiero en las gradas de tu lecho

doblar temblando la rodilla…

Y hacer el ara de tu lecho

y de tu alcoba la capilla…

Y celebrar ferviente y mudo,

sobre tu cuerpo seductor,

¡lleno de esencias y desnudo

la Misa Negra de mi amor!


TE RECOMENDAMOS: ¿Por qué el 21 de marzo es el Día Mundial de la Poesía?

AG

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.