“Los surcos del vinilo emanan un sonido más exquisito que el del cd”

Hoy se realiza la segunda jornada del Vinyl Fest Vol.2 en LARVA. Una de las estrellas invitadas es César Cosío, Dj, melómano y gran coleccionista de acetatos que hará vibrar a los visitantes al ...
César Cosío guarda un tesoro de vinilo de más de 17 mil piezas en el que se pueden encontrar joyas de la legendaria casa Edison Records.
César Cosío guarda un tesoro de vinilo de más de 17 mil piezas en el que se pueden encontrar joyas de la legendaria casa Edison Records. (Nacho Reyes)

Guadalajara

Además de empresario y DJ, el tapatío César Cosío es un coleccionista de discos de vinilo con 36 años en el arte de la búsqueda y el encuentro del plástico. A propósito de su participación este domingo en la segunda edición del Vinyl Fest en LARVA, Cosío comparte sus opiniones frente al formato y el estado actual del objeto grabado, así también habla de sus inicios y gustos en el territorio musical.

¿Cómo empezaste en el uso de este formato?

Para mí todo comenzó con los discos de 45 revoluciones por minuto, primero atraído por las portadas cuando tenía entre 7 y 8 años, unos discos con las canciones de Cri Cri. Siempre he sido muy visual, me han llamado las carátulas. El primer disco vinilo que compré fue de Los Beatles y se llama Oldies but goodies. Más adelante los gustos fueron modificándose y me llamó el disco de Kiss Alive 2 por sus gráficos.

¿Cuántos discos acumulabas en tu colección cuando eras adolescente? Y Actualmente ¿cuántos tienes?

Para ese tiempo llevaba unos 300 o 400, al final de cuentas hoy tengo una colección de 17 mil y pico vinilos.

¿Qué cuidados tienes con tu colección y cómo la aprovechas en las fiestas en las que trabajas?

La discoteca está conservada en mi casa, la tengo ordenada alfabéticamente, por ritmos y otros filtros. La otra historia es que cuando voy a trabajar hago una preselección de acuerdo al perfil del evento. Llevo como unos 200 discos, soy multiformato y si voy a un evento, tengo una colección de videoclips originales en DVD, programo la música a partir del reproductor Spider y ahí puedo manipular los visuales.

¿Cuáles discos son los más raros que guarda tu colección?

Tengo dos de 1912 firmados por Thomas Alva Edison, el inventor del fonógrafo, son de un valor incalculable para la historia y para mí porque además son de Edison Records, vienen numerados y uno de esos volúmenes trae la Obertura de Guillermo Tell, que es conocida por muchos como la del ‘Llanero Solitario’. Otro es Dangerous de Michael Jackson, cotizado en cerca de mil dólares, no vale por la música sino por quien hizo el arte, uno de los ilustradores más importantes del siglo XX y sólo hizo esa portada.

¿Por qué crees que haya sobrevivido el disco de vinilo pese a ser hecho a un lado por la industria musical?

La riqueza del sonido es incomparable, un buen disco de 180 gramos  de música moderna jamás va a ser superado. Los surcos que se quedan en el vinilo, son hechos con una aguja de diamante y emanan un sonido mucho más exquisito que el de un disco compacto, eso es para los audiófilos, la gente que disfruta de la calidad sónica. La otra razón es el arte, hay vinilos que se despliegan en dos, en tres o  hasta cuatro partes, con letras de las canciones y mucho material que hoy en día se va perdiendo.

¿Estás abierto a adquirir a quien tenga un disco, alguna rareza musical, algún género para comprarlo?

Recibo muchos mensajes a través de mi cuenta de Twitter y la de Facebook y a la mayoría le compro por partes, o hay quienes tienen por géneros. Yo estoy en todo, pero hay coleccionistas de metal, o quienes sólo compran (de la década de los) 80, o pop en español. Abarco todos los géneros,  mi colección más cuidada es la de fotodiscos, que son los que tienen una imagen impresa, tengo de Juan Gabriel, Timbiriche, Luis Miguel, grandes artistas de las épocas y aunque tenían una calidad un poco más pobre en audio, es divertido tenerlos.

¿Cómo has mantenido la afición por el disco de acetato?

Buscando, buscando y buscando. De hecho esa es una de las ventajas que tiene la modernidad, a través de internet, en diferentes portales, puedes conseguir el disco que jamás pudiste conseguir antes. Anteriormente había que tocar de puerta en puerta y buscar. Aquí en la ciudad ya se está llenando de lugares que tienden a comprar y vender material.