CRÓNICA | POR MILENIO DIGITAL

¿Hay que sufrir para investigar?: Gil Villa

Sólo 16 de cada 10 mil habitantes en México estudian un posgrado y realizan investigación

Presentan el libro "¿Qué significa investigar? Exorcismo del trabajo de investigación", del Doctor Fernando Gil Villa

Fernando Gil Villa, Académico de la Universidad de Salamanca, en España.
Fernando Gil Villa, Académico de la Universidad de Salamanca, en España. (Foto: Especial)

Puebla

Actualmente, existe la concepción de que investigar representa una acción de sufrimiento con estudiantes angustiados y estresados, entonces ¿hay qué sufrir para investigar?, el Doctor Fernando Gil Villa, Académico de la Universidad de Salamanca, en España, trató de responder esta situación en su libro "¿Qué significa investigar? Exorcismo del trabajo de investigación".

Durante la presentación de la obra en la Sala Lúdica de la Librería del Complejo Cultural Universitario de la BUAP, el autor comentó que escribió este libro por dos motivos: para que la gente al leer el ejemplar se quitara esa angustia y por otro lado, hacer una denuncia social con la creación de una élite enfocada a la investigación, ya que sólo 16 de cada 10 mil habitantes en México estudian un posgrado y por consiguiente realizan investigación.

De igual manera, "una de las cosas que quería con mi libro era denunciar este sistema, no sólo en el sentido del sufrimiento, sino en lo social con los costes de oportunidad, como dirían los economistas, que podría tener para las personas, especialmente para las mujeres", quienes tienen que renunciar a su papel como madres de familia para ser investigadores, señaló.

A través de las páginas, Gil Villa expone que investigar no es difícil, es una cuestión que cualquier persona tiene dentro y puede hacer con alegría y sobre cualquier tema. Al final propone que los investigadores deben aprender de los villanos de las telenovelas, quienes aplican la sospecha y utilizan diferentes técnicas y estrategias para investigar, el estudioso debe adueñarse de estas herramientas para aplicarlas a favor de la investigación.

Al comentar el libro Leandro Rodríguez Medina, académico de la Universidad de las Américas Puebla, indicó que se conforma por cuatro capítulos: en el primero se describe el papel del investigador, la estandarización de esta actividad y su masculinización.

En el segundo capítulo, detalló, Fernando Gil Villa da a conocer la estructura patriarcal de la ciencia, la interpretación de una escritura degradada y una crítica a los manuales de metodología; en un tercer apartado se expone la reducción de la curiosidad a un ejercicio mecánico de cumplimento de normas metodológicas.

El último capítulo el autor se dedica a proponer al investigador como un antihéroe; se presentan tres tipos intuitivos de investigador: el explorador con curiosidad tranquila y carácter extrovertido, el detective de curiosidad morbosa y carácter desconfiado y el poeta, de curiosidad inquieta y carácter introvertido.

Más tarde, Mario Demetrio Palacios Morena, estudiante de doctorado en el Instituto de Ciencias de Gobierno y Desarrollo Estratégico de la BUAP, dijo que el libro muestra la desconstrucción de una pedagogía que no educa, ya que si se visitaran las bibliotecas donde acuden los investigadores se apreciaría insomnio, falta de orientación, ansiedad, soledad y sufrimiento, por lo que esta obra rompe con el paradigma del sistema actual al concebir a la investigación de manera contraria, es decir, ver a la investigación como un río y no un desierto, la cual cobija y da alegría.

"¿Qué significa investigar? Exorcismo del trabajo de investigación" es un libro editado por el Fondo de Cultura Económica, en colaboración con el Instituto de Ciencias de Gobierno y Desarrollo Estratégico de la BUAP y puede ser adquirido en las librerías universitarias.

Gil Villa propone que los investigadores deben aprender de los villanos de las telenovelas, quienes aplican la sospecha y utilizan diferentes técnicas y estrategias para investigar, el estudioso debe adueñarse de estas herramientas para aplicarlas a favor de la investigación.