Subastan obra de Picasso en 179 mdd, rompe récord

‘Las mujeres de Argel’, realizada por el pintor español en 1955, había sido subastada en 1997 por 32 millones de dólares; una obra de Bacon era la que ostentaba el título del cuadro más caro.
"Las mujeres de Argel", del pintor español Pablo Picasso.
"Las mujeres de Argel", del pintor español Pablo Picasso. (AFP)

Nueva York

La pintura "Las mujeres de Argel" del español Pablo Picasso se convirtió en el cuadro más caro jamás subastado al alcanzar los 179.36 millones de dólares en una subasta en la casa Christie's en Nueva York.

La obra, realizada por el pintor español en 1955 y con unas dimensiones de 114 por 156,4 centímetros, es la culminación de una serie de 15 cuadros con los que revisó en clave cubista el cuadro del mismo título del artista francés Eugène Delacroix, que le llegó a obsesionar y en el que creía ver a la última de sus mujeres, Jacqueline Roque.

Esta obra de madurez de Picasso, que había sido subastada en 1997 por 32 millones, se ha revalorizado hasta superar el precio de "Tres estudios de Lucian Freud", de Francis Bacon, tríptico que se subastó en 2013 por 142,4 millones de dólares.

"Las mujeres de Argel" también es, como el de Bacon, un diálogo entre dos artistas (Picasso y Delacroix) o incluso tres, puesto que es "una especie de respuesta a la muerte de Marisse, su amigo y rival", que sucedió en noviembre de 1954, explicó a Efe la Ana María Celis, del departamento de arte contemporáneo de Christie's.

Este cuadro, que es también un homenaje a Jacqueline, la última de las mujeres de Picasso, perteneció a la colección de Victor y Sally Ganz, que adquirió toda la serie, y ha formado parte de retrospectivas del pintor en el MoMA de Nueva York (en 1957 y 1980), en la National Gallery de Londres (en 1960) o en el Louvre de París (en 2008 y 2009).

Fuera del circuito de ventas en subastas, el cuadro más caro jamás vendido es "Nafea Faa Ipoipo" (¿Cuándo te casarás?) de la fase tahitiana de Paul Gauguin, que se adquirió en venta privada a un coleccionista de Catar por unos 300 millones de dólares.

Giacometti por las nubes 

Si Picasso fue la gran estrella, la subasta tuvo como segunda atracción a la escultura "El hombre que apunta" (L'homme au doigt) de Giacometti, adjudicada en 141,28 millones de dólares tras partir de un precio estimado en 130 millones.

Considerada como "la más famosa de las esculturas", según Gouzier, se trata de una elegante y fina obra de bronce de 1,77 metros.

El propio Giacometti tenía el récord para una escultura con "El hombre que camina I" (L'homme qui marche I"), vendida por 104 millones de dólares en 2010.

Otra importante tela de Picasso, "Busto de mujer (mujer de redecilla)" (Buste de femme - femme a la résille) fue adjudicada en 67,36 millones de dólares (estimación de 55 millones).

Otra de las joyas de la subasta fue la magnífica "El Parlamento, puesta de Sol" (Le Parlament, soleil couchant), del impresionista francés Claude Monet, que se vendió en 40,48 millones de dólares, dentro de la valuación inicial de Christie's, entre 35 y 45 millones.

Las subastas de arte de primavera de Nueva York se iniciaron la semana pasada en Sotheby's con "La avenida de los Alyscamps" de Vincent Van Gogh como estrella, vendida en más de 66 millones de dólares, el precio más alto desde 1998 para una tela del genio holandés.

Las cifras cada vez más altas que se ven en el mercado de arte se enmarcan en un contexto de una muy buena valorización para quienes invierten en este sector, con ganancias de entre 10 y 15% anual para las obras superiores a 100.000 dólares, según Artprice.

Artprice destaca además el "crecimiento" de los consumidores de arte, que pasaron de unos 500.000 en la posguerra a 70 millones en 2015, con un rejuvenecimiento y extensión del mercado