Misión de Rosetta, reto 2014

La sonda espacial buscará aterrizar, en noviembre, en el cometa Churyumov-Gerasimenko, para estudiar su composición. 
Rosetta "despertará" a finales de enero para comenzar a cartografiar la superficie del cometa.
Rosetta "despertará" a finales de enero para comenzar a cartografiar la superficie del cometa. (ESA)

París

El aterrizaje en un cometa de la sonda espacial Rosetta, proyecto de la Agencia Espacial Europea (ESA), será el objetivo principal del Centro Espacial francés (CNES) en 2014, según explicó en París su presidente, Jean-Yves Le Gall.

La sonda espacial, lanzada en 2004 y en estado de hibernación desde junio de 2011, intentará aterrizar en el cometa Churyumov-Gerasimenko el próximo noviembre.

El dispositivo "despertará" a finales de enero para "acercarse lentamente" al astro y comenzar a cartografiar la superficie a fin de localizar la mejor zona donde aterrizar.

El objetivo de la misión es estudiar la composición del cometa, relativamente desconocido, en busca de datos que sirvan para entender mejor el origen y la evolución del sistema solar.

Le Gall informó de la participación del CNES en el proyecto durante la presentación de los objetivos que su organización tiene previsto llevar a cabo a lo largo de 2014.

Entre ellos, el presidente del centro destacó la misión franco-italiana Athéne-Fidus, que reforzará los medios espaciales en comunicación militar y civil de ambos países, y la llegada del carguero espacial europeo ATV-5 Georges-Lemaître a la Estación Espacial Internacional (ISS) para aprovisionarla.

Le Gall precisó además que la inversión en materia espacial por parte del estado francés para este ejercicio de 2014, con 2 mil 127 millones de euros, es "la mayor en los últimos 10 años".

Destacó que, con 30 euros por habitante y año, el presupuesto que Francia dedica a la actividad espacial civil es el segundo del mundo, después de Estados Unidos, que gasta 46 euros por habitante y año, pero por delante de Alemania (16 euros) y el Reino Unido (6 euros en la misma relación).

El presidente del CNES apuntó que la actividad espacial francesa supone el 40 por ciento de los empleos europeos en este sector, con 16 mil puestos de trabajo en la francia metropolitana, y mil 700 en la Guayana.

A su vez, Le Gall marcó como fecha clave para el futuro de la actividad espacial francesa la reunión, a nivel ministerial, que el próximo diciembre tendrán en Luxemburgo la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Unión Europea.

Además de la ESA y el CNES, en el proyecto de la misión de la sonda espacial Rosetta participan otros organismos europeos y estadounidenses.