Son jarocho de Veracruz y Sotavento a Europa

Esta música tradicional, nacida en la cuenca del río Papaloapan y característica del Golfo de México, es hoy inspiración para un puñado de grupos europeos convocados por estos franceses.
Julien Gutbier, Cédric Pierson, Nicolas Constans, Romain Xicola, Vincent Pelleríny Nicolas Klee, son algunos integrantes de este proyecto.
Julien Gutbier, Cédric Pierson, Nicolas Constans, Romain Xicola, Vincent Pelleríny Nicolas Klee, son algunos integrantes de este proyecto. (EnBuscaDe)

Ciudad de México

La riqueza musical de Veracruz es diversa. Además del son jarocho, en los municipios del norte, los que pertenecen a la Huasteca, como Pánuco, Tepetzintla, Tuxpan, Citlaltépetl, Naranjos y Ozuluama, entre otros, se ejecuta con gran vitalidad la variante huasteca.

Zontecomatlán y Benito Juárez se distinguen por sus numerosas bandas de viento. En Ixhuatlán de Madero y Chicontepec hay una gran cantidad de duetos que tocan el repertorio para rituales agrícolas indígenas. Y en el puerto de Veracruz están los grupos de son montuno, las marimbas y las danzoneras.

Además, el son jarocho es uno de los rasgos culturales que comparte la región del Sotavento, conformado por algunos municipios de los estados de Veracruz, Tabasco y Oaxaca. Por lo anterior, en Veracruz no solo hay son jarocho y éste no solo está enraizado en esa entidad.

La fiesta jarocha que convoca a los soneros y bailadoras es el fandango, que tiene la virtud de reunir a la comunidad. La convivencia surge principalmente en torno a la tarima. Los instrumentos que se usan son la jarana, el requinto, la leona, la quijada de burro o caballo, el güiro, el pandero, el marimbol y, cada vez menos, el violín.

Los músicos rodean la tarima y dan paso a las hermosas bailadoras que son fuente inagotable de la inspiración de los versadores. La voz fuerte, ladina y fandanguera resuena desde lo más hondo del pecho de los cantadores que entonan un gran número de quintillas, sextillas y décimas, para colmar la noche de versos hasta el amanecer. En los fandangos hay miradas, sensualidad, sonrisas y complicidad. Las bailadoras se pelean por subir a la tarima, porque todas quieren sentirse diosas sobre el tablado. Los fandangueros caen en una especie de embrujo, pues conforme pasan las horas se llenan de más energía y pueden tocar durante horas, sin dar cuenta de que se ha derramado el tiempo hasta llegar el alba.

¿De qué extraña sustancia está hecho el fandango, ya que aquel que es embrujado por sus acordes no tiene más remedio que cantar, bailar o tocar para encontrar alivio? ¿De qué sustancia está hecho el son jarocho, que viaja a través de sus fronteras y no distingue raza ni idioma? Por ejemplo, el grupo francés EnBuscaDe vive en Estrasburgo y desde allá recrea, con estilo propio, la música tradicional mexicana.

Julien Gutbier nació en Estrasburgo, Alsacia, Francia (1982), y estudió Historia del Arte y Arqueología. Uno de los primeros acercamientos que tuvo con la música tradicional mexicana fue cuando llegó a sus manos el soundtrack de la película Frida (dirigida por Julie Taymor, 2002). Fue así como su corazón se enganchó con el son jarocho. Cuando escuchó “El son del conejo”, interpretado por el grupo Los Cojolites, jamás imaginó que esa pieza cambiaría su vida; fue cautivado por la tremenda voz, clara y aguda del pequeño Adrián Luna. Así nació aquel “amor a primeras notas”.

Julien se da cuenta de que la música tradicional mexicana no solamente es el mariachi e inicia en Francia una exhaustiva búsqueda de materiales sonoros. Lo que encuentra no es suficiente para satisfacer su sed de conocimiento, y en 2004, pese a no saber español, decide comprar un boleto de avión para viajar a México. Conoce un poco más sobre la enorme diversidad gastronómica y musical de nuestro país. A su regreso a Europa ocasionalmente organiza tertulias con amigos que también gustan de la música y comida mexicanas y juntos evocan aquella tierra de soneros.

Es hasta 2007 que Julien decide buscar, en Estrasburgo, cómplices para iniciar una aventura musical. Sale a las calles a pegar anuncios en las paredes “en busca de” músicos para armar un proyecto de música mexicana. Recibe una respuesta favorable de los que ahora son sus amigos e integrantes del grupo EnBuscaDe.

En 2009 el grupo viaja a México “en busca de sentido” y retroalimentación directa de los portadores de la tradición. Con el proyecto de intercambio cultural, llamado Sentido, durante tres meses comparten experiencias con los grupos de son jarocho: Estanzuela, Cojolites, Son del Mar, Son de Tres Zapotes y el trío huapanguero Aire Huasteco. Recorren Tlacotalpan, Jaltipan, Tres Zapotes, Xalapa, Veracruz, Hidalgo y el Distrito Federal.

El intercambio cultural desafortunadamente no pudo cumplirse a cabalidad. Los músicos mexicanos que viajarían a Francia no lograron hacerlo porque el año de México en Francia, en 2011, se canceló por motivos diplomáticos y con ello el financiamiento para los elencos artísticos que irían a Europa.

En 2009, cuando el grupo EnBuscaDe regresó de México a Francia, estaban todos tan motivados y entusiasmados y crearon el espectáculo de música que nombran Carta de México.

Julien disfruta mucho compartir su gusto por la música mexicana y la lleva a la escuela primaria Leclerc, donde da clases. Con sus alumnos monta el son “El Colas(ito)”. Los niños tienen entre 10 y 11 años. Los pequeños son migrantes de países como Rumania, Turquía, Marruecos y Costa de Marfil. Ninguno habla español, pero la experiencia es totalmente lúdica; los niños se divierten recreando el son jarocho, percutiendo su cuerpo y usando cuchillos y cierres para crear sonidos.

EnBuscaDe editó su primer disco en 2013, titulado Vientos. En este disco el grupo hace suyos sones jarochos, huastecos y calentanos. Se los apropia y los recrea de tal manera que su interpretación es renovada y fresca. En ningún momento pretende ser una copia de los grupos mexicanos, pues siempre está presente su estilo. EnBuscaDe es una ráfaga de viento fresco para nuestros oídos. Este disco incluye postales sonoras que reconstruyen parte de la vida cotidiana de México. Podemos escuchar desde un fandango jarocho y un cilindrero hasta los pregones de los vendedores del centro de la capital.


***

Con el tiempo, el trabajo del grupo se fortalece y su deseo por estar en contacto con la comunidad fandanguera es cada vez más fuerte. Es por eso que EnBuscaDe organizó el primer Encuentro de Jaraneros en Europa, que se llevó a cabo del 28 al 30 de marzo del 2014 en la Casa de México, en Ciudad Universitaria, París. A través de las redes sociales se pusieron en contacto con grupos que tocan son jarocho en Alemania, Suiza, Dinamarca, Holanda, Inglaterra y Polonia. Al encuentro también asistieron dos grupos de México. Se impartieron talleres de décima y zapateado; hubo conferencias y se proyectaron documentales. Los grupos participantes fueron Pata de Ganso (Touluse, Francia); Son Jarocho de Zurich (Suiza) ; Son Jarocho de Amsterdam (Holanda) ; Son Jarocho Diógenes (Barcelona, España) ; Otis Loan (D.F. México) ; Wirikuta (Dinamarca) ; Los Ahuahuetes (Acayucan, México); El Grifolklor (Toulouse, Francia) ; Raíces (Oaxaca, México); Cascabel Son Factory (París, Francia) y el propio EnBuscaDe (Estrasburgo, Francia).

Durante los tres días hubo venta de jaranas, discos, libros y artesanías mexicanas. El Encuentro concluyó con un fandango al pie de la Torre Eiffel. Este fandango les dejó tan buen sabor de boca que ya están pensando en el segundo Encuentro de Jaraneros en Europa.

La música viaja libremente como el viento, fluye, se transforma y se recrea. No es la primera vez que los acordes mexicanos y sus tradiciones seducen a los extranjeros, y no es la primera vez que muchos de ellos conocen más de México que la gran mayoría de los locales.

EnBuscaDe está integrado por Julien Gutbier (voz, guitarra, jarana tercera, vihuela); Cédric Pierson (voz, guitarra, requinto, guitarra quinta huapanguera); Nicolas Constans (trompeta, Jarana Mosquito, coro); Romain Xicola (violín, quijada de burro, cajón y coros); Vincent Pellerín (cajón, bongos, pandero, quijada) Nicolas Klee (contrabajo)


@aideebalderas