• Regístrate
Estás leyendo: Sitio ruso roba imágenes de 73 mil cámaras privadas
Comparte esta noticia
Domingo , 27.05.2018 / 05:31 Hoy

Sitio ruso roba imágenes de 73 mil cámaras privadas

El fenómeno fue descubierto por la Agencia de Protección de Datos de Reino Unido; usaron la contraseña instalada de fábrica para intervenir las webcams.

Publicidad
Publicidad

EFE

Miles de enlaces permiten ver en vivo las imágenes de 73 mil cámaras web instaladas en hogares, gimnasios y otros establecimientos de todo el mundo, a través de una página de internet rusa que robó sus señales, alertó ayer la Agencia de Protección de Datos de Reino Unido (ICO, por su sigla en inglés).

Christopher Graham, titular del organismo, lanzó a través de la cadena BBC una “advertencia general” a todos aquellos con cámaras de vigilancia conectadas a la red para que sean conscientes de que “hay gente ahí afuera que está husmeando”.

La página (www.insecam.cc) recopiló los enlaces para acceder a las cámaras en más de 250 países o territorios (Aunque solo quedan en línea las de 126 naciones). Los más afectados por este espionaje son Estados Unidos, con 4 mil 591 artefactos; Francia, con 2 mil 59, y Holanda, con mil 576.

En Reino Unido las webcams vulneradas son 584, mientras que en España hay 378. De países latinoamericanos 235 cámaras son de Argentina, 291 de Brasil y México ocupa el lugar 24 con 119 artefactos vulnerados.

Agencias similares en Estados Unidos, China, Australia y Canadá lanzaron una advertencia a los usuarios de estos dispositivos.

Tan simple como “12345”

Graham explicó que las cámaras no han sido hackeadas, sino que los administradores de la web rusa se han aprovechado de aquellos dispositivos que seguían con la contraseña que venía instalada de fábrica y que el comprador no cambió al instalarla.

Simon Rice, responsable de tecnología en la ICO, detalló que los ladrones aprovecharon que los usuarios compran las cámaras con claves preestablecidas “tan simples como ‘12345’ y ponen en marcha los artefactos sin establecer una clave personal”.

Conociendo la marca y el modelo de las cámaras fue posible para los rusos acceder a las imágenes sin restricciones, pues muchos fabricantes publican esas claves en sus sitios de internet para que sus compradores puedan instalar el dispositivo.

Refiriéndose a la cámara para vigilar bebés, Graham comentó que el robo de la imagen “es escalofriante, pero después de todo, es responsabilidad de los padres establecer una contraseña adecuada si quieren tener acceso remoto”.

El responsable del ICO resaltó que para eliminar una cámara de los enlaces en la página de internet rusa solo es necesario establecer una nueva contraseña para el dispositivo.

Respecto a los piratas, Graham acotó que “si una web británica hubiera hecho esto, habríamos iniciado acciones contra ella, porque incumple la Ley de Protección de Datos, así como la Ley de Fraude Informático de Reino Unido”.

No obstante, como los invasores cibernéticos están en otro país y es el usuario final quien debe cambiar las contraseñas, ni siquiera la policía de Rusia puede proceder contra los ladrones de imágenes, pues contaban con la clave para acceder a ellas.

Aún así, el ICO está pidiendo la colaboración de las autoridades rusas para tratar de cerrar el sitio.

Vieron de todo

Rice detalló que “las imágenes pertenecen a cámaras de seguridad de negocios y de ciudadanos, y abarcan desde circuitos cerrados de televisión que se usan para vigilar grandes instalaciones, hasta las cámaras para supervisar niños… Es una amenaza de la que todos hemos de ser conscientes y ante la que tenemos que tomar medidas”.

La agencia británica detectó, entre otras, las imágenes en directo de un dispositivo para monitorear bebés en una habitación en Birmingham, las cámaras de seguridad de un gimnasio en Manchester y el interior de una tienda en Londres.

También vieron a un niño jugando en Corea del Sur, una cuna vacía en Nueva Jersey y a una persona alimentando su ganado en Austria.

Son videos de todo el orbe trasmitidos en vivo por la red desde dormitorios, edificios, oficinas, tiendas, lavanderías, establos y graneros, sin que los dueños de las cámaras tuvieran la más remota idea de que estaban siendo observados.

• • •

AI regalará programa antiespía

Cuatro grupos de derechos humanos, encabezados por Amnistía Internacional (AI), lanzaron ayer una herramienta que permite a sus usuarios comprobar si su computadora ha sido infectada con software espía.

Los miembros de AI destacaron que el programa informático llamado Detekt fue diseñado para activistas de derechos humanos y periodistas, y se dará gratis a cualquiera que tema que su computadora pueda estar siendo utilizada para vigilarle.

“Los gobiernos usan tecnología cada vez más peligrosa y sofisticada que les permite acceder a correos electrónicos privados de activistas y periodistas, o bien, de manera remota encender la cámara o micrófono de su computadora para grabar en secreto sus actividades”, indicó AI en un comunicado.

El desarrollador Claudio Guarnieri, un investigador de seguridad basado en Alemania, aseguró que Detekt puede encontrar ocho tipos distintos de programas espía, incluyendo FinSpy, un software elaborado por la empresa alemana FinFisher que se vende a los gobiernos para investigaciones criminales.

El programa alemán ha sido detectado en computadoras utilizadas por abogados de derechos humanos y activistas en países como Bahrein y Etiopía.

AP/Berlín

• • •

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.