Ni el sismo detuvo la Pasión de Cristo

Mancera y el jefe delegacional no suspendieron actividades porque no hubo daños y se trataba del día más importante de la representación.

México

Un sismo de 7.2 grados Richter enmarcó el inició del viacrucis y la crucifixión del Cristo de Iztapalapa, durante la representación del Viernes Santo.

En años anteriores hubo polvaredas, lluvias y ventarrones, sobre todo cerca de la hora en que Cristo muere, pero ahora la procesión fue sorprendida por un terremoto a las 9:27 de la mañana.

Actores y autoridades de la delegación y del Gobierno del Distrito Federal buscaron un refugio y solo cancelaron el acto en el que hablarían de la representación número 171.

El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, y el delegado Jesús Valencia dieron a conocer que la escenificación no se suspendía, ya que se trataba del día más importante para el mártir del Gólgota.

Valencia mencionó que luego del sismo se cumplió con el protocolo de seguridad y de protección civil, y que ninguna estructura de los escenarios sufrió daños, por lo que continuó el evento cultural y religioso.

Para poder actuar en el papel de Jesús se necesita ser nativo de alguno de los ocho barrios, católico, soltero, mayor de 18 años, con estatura mínima de 1.75 metros, sin tatuajes y sin novia.

El de este año es Eduardo Guzmán, quien soportó, por más de 3 kilómetros, una cruz de 90 kilos. Durante el viacrucis y la crucifixión, resistió caídas y azotes.

Sereno, el estudiante de ingeniería en la Universidad Autónoma Metropolitana llevó a cabo el papel como lo marca el libreto que realiza el Comité Organizador de la Pasión.

Cerca de las 5 de la tarde pronunció uno de los últimos pasajes bíblicos; su crucifixión fue observada por cerca de un millón 600 mil personas.

Dimas y Gestas, los dos ladrones que también fueron crucificados, vieron desde lo alto cómo la fervorosa Iztapalapa era testigo, una vez más, de la más popular representación de la vida y muerte de Jesús.

El titular de la demarcación informó que las actividades concluyeron con saldo blanco. Detalló que a las 6:00 horas se activó el operativo de seguridad con 14 mil policías.

Señaló que se realizó un sobrevuelo a la explanada del jardín Cuitláhuac, donde se llevó a cabo la escenificación de varios pasajes bíblicos, que estuvo a cargo de Mancera.

Indicó que hubo un pequeño enfrentamiento entre jóvenes y policías y que dos caballos tiraron a quienes los montaban en la subida al cerro de la Estrella, además de 12 mil atenciones médicas.

ROBO EN CATEDRAL

Actores de la Compañía Nacional de Teatro Clásico Fénix Novohispano reportaron el robo de celulares y dinero luego de que representaron la Pasión de Cristo en el atrio de la Catedral Metropolitana.

Por ello policías federales cerraron las rejas de la iglesia para hacer una revisión a los feligreses que se retiraban. Armando Martínez, presidente del Colegio de Abogados Católicos, afirmó que fue un “hecho aislado”, pues en nueve años de la conmemoración no había sucedido algo así.

Refirió que el robo de dos celulares, tarjetas de crédito y dinero en efectivo ocurrió porque los actores se “confiaron” de dejar sus pertenencias en un área que requiere de llave. La escenificación inició con una hora de retraso debido al sismo; Martín López representó a Jesús.