La Sinfónica de Dresde hará música contra el muro

La agrupación alemana alentará una protesta masiva contra la política fronteriza del presidente de EU, Donald Trump, y las corrientes de aislamiento, fanatismo y nacionalismo a escala global.
Fundada en 1997, la orquesta ha combinado la música con asuntos sociopolíticos durante más de 20 años.
Fundada en 1997, la orquesta ha combinado la música con asuntos sociopolíticos durante más de 20 años. (Frank Hoehler)

México

La frase “Derribe este muro”, que en 1987 dedicara el ex presidente estadunidense Ronald Reagan a Mijaíl Gorbachov, entonces secretario general del Partido Comunista de la Unión Soviética, forma parte de la historia política del siglo XX. Durante la celebración del 750 aniversario de la fundación de Berlín, tal petición implicaba un acto político en favor de la libertad. Dos años después, el muro cayó. 

Casi tres décadas más tarde, Markus Rindt, director de la Orquesta Sinfónica de Dresde, ha retomado la frase para impulsar un magno proyecto artístico-político que, bajo el nombre Derriben este muro, pretende crear conciencia sobre la necesidad de detener la construcción de la valla en la frontera entre México y Estados Unidos. Las armas elegidas son la música y el arte.

En entrevista telefónica, el director alemán dice que se trata no solamente de una protesta contra “el llamado bonito muro del presidente Donald Trump, sino también contra el aislamiento europeo y, más importante aún, contra las barreras dentro de la mente humana, que se han venido dando en los últimos tiempos”.

Rindt se propone realizar un magno concierto el 3 de junio de 2017 en ambos lados de la frontera, en el Friendship Park (Parque de la Amistad), localizado entre Tijuana y San Diego. El director explica que el proyecto “tiene como objetivo ser financiado exclusivamente a través de su campaña en Kickstarter. Hasta la fecha hemos sobrepasado los 11 mil euros, pero todavía necesitamos llegar a los 15 mil antes del 5 de mayo, por lo que invitamos a todo mundo a colaborar en este acto político y cultural”.

Rindt explica que la idea es que la Orquesta Sinfónica de Dresde se divida en dos grupos, para que una parte toque de un lado de la frontera y la otra en el lado opuesto. “Actuando junto a músicos mexicanos y americanos, la orquesta se posicionará contra las políticas de aislamiento, fanatismo y nacionalismo que se han desatado últimamente”, enfatiza el entrevistado.

El músico recuerda que vivió en carne propia el aislamiento que el muro causó en su patria. “Crecí con muros a mi alrededor: era una situación extraña pensar que el mundo parecía terminar en un muro, pero sentías que no podía ser terminara allí. Derriben este muro es un proyecto necesario en nuestros días. Insisto: no es únicamente contra el muro planeado por Trump, sino contra la tendencias aislacionistas en todo el mundo, que incluye Europa”.

Magno happening”

El director de Sinfónica de Dresde tiene el propósito de que su propuesta se extienda por toda la frontera de México-Estados Unidos, como un gran happening, a fin de que su efecto se amplifique. “Invitamos a cualquier persona a realizar su propia acción artística, ya sea con música, danza, pintura, escultura, literatura, hasta un juego de voleibol entre las fronteras, si quieren, para hacer que sus voces se escuchen el próximo 3 de junio. Esto amplificaría mucho el importante mensaje de la orquesta en cualquier lugar a lo largo de las dos mil millas de la frontera. Esperemos que haya una gran respuesta a nuestra convocatoria”.

Markus Rindt invita también a “grabar o tomar fotografías de la propia protesta, concierto, canción o acrobacia (de verdad, todo lo que quieran) y publíquenlo en su cuenta de Twitter usando hashtag#teardownthiswall. Queremos hacer una declaración de que los muros no son las soluciones a los problemas del mundo. Juntos vamos a demostrar que la música no conoce de límites y que el arte tiene la capacidad de ayudar a construir puentes por sobre todas las barreras”.

Labor artística y conciencia social

Aunque también han realizado proyectos musicales más enfocados al entretenimiento, como su colaboración con los Pet Shop Boys o sus versiones sinfónicas de la música de Rammstein, la Orquesta Sinfónica de Dresde da vida a proyectos que involucran causas sociales. En su página, la agrupación declara: “Hemos combinado la música con asuntos sociopolíticos durante más de 20 años. En 2016, conseguimos aparecer en los titulares internacionales con el concierto germano-turco-armenio Aghet-Agit, un proyecto en conmemoración del genocidio armenio”.

El año anterior, Markus Rindt y el guitarrista germano-turco Marc Sinan crearon este proyecto que reunió a músicos de tres países para recordar el genocidio cometido por Turquía contra los armenios 101 años atrás y llamar a la reconciliación. Los músicos declaran que saben “lo que el valor y el pensamiento libre pueden lograr: la mayoría de nuestros integrantes fueron testigos de la reunificación alemana de primera mano. Esperamos que se unan a nosotros en nuestra misión. ¡Derriben este muro y prevengan que se construyen nuevos!”.