• Regístrate
Estás leyendo: Sindicato de Intelectuales y Artistas (SIA)
Comparte esta noticia
Martes , 19.06.2018 / 21:37 Hoy

Sindicato de Intelectuales y Artistas (SIA)

Casta diva.

Publicidad
Publicidad

Avelina Lésper

El regalo de Navidad para el sector cultural-intelectual-becario fue oficializar la Secretaría de Cultura. Las únicas secretarías de Estado que existen para dar servicio a un gremio son la Secretaría de Educación que trabaja para el sindicato de maestros y hoy la Secretaría de Cultura abocada para el Sindicato de Intelectuales y Artistas (SIA). Se supone que la “cultura es para todos” pero los “hacedores culturales” funcionan como un sindicato, con los mismos inmovilismos, tráfico de influencias y exigencias. El Sindicato de Intelectuales y Artistas (SIA) es una elite tan clasista y protagónica que pidió comités y reuniones para que les preguntaran cómo querían el plan de trabajo y cuáles eran sus preferencias en materias que dominan como la administración y la “creación de públicos”, aunque el SIA no logre crear lectores o espectadores para sus respectivas obras maestras.

Si ya se trata de pedir y con este ambiente navideño que incita la gula emocional, es oportuno sugerir al SIA algunos regalitos que puede enumerar en su carta petitoria a Papá Noel-Gobierno. Crear una Subsecretaría de Becarios, con un consejo que formulará diferentes tipos de becas, incluso post-mortem, para que los herederos las cobren. El sistema de becas se suma a los triunfos sindicales del SNTE: sus agremiados pueden recibir un sueldo sin trabajar o entregando un trabajo cada año, y además prorrogar el contrato para terminar lo que no hicieron. Dirección de Jubilados de Letras Libres, que garantice la continuidad del acuerdo de contratar a los ex empleados de la revista en cualquiera de las muchas áreas que puede generar el concepto Cultura. Dirección General de Premios, Rifas y Sorteos: el consejo directivo cabildeará, con el Sindicato de Intelectuales y Artistas, la lista de afiliados sin obras y sin libros pero susceptibles de ser premiados; crearán un variado menú de premios y montos; repartirán los puestos de agregados culturales en las embajadas; y gestionarán premios internacionales para los sindicalizados y demostrar que somos un “país de excelencia”. Subdirección de Viajes y Excursiones all-inclusive, esta área tendrá mucho trabajo porque se encargará de captar todas las ferias de libros, ferias de arte, bienales, festivales y demás eventos culturales internacionales para pasear a sus agremiados y les inventará actividades para justificar la presencia del contingente de “los intelectuales más importantes e influyentes”. Instituto Nacional de la Apropiación: derogará la Ley General de Derechos de Autor para legalizar el plagio en la literatura, las artes plásticas y todas las manifestaciones culturales, lo llamarán apropiación-copy-paste artístico y contarán con un bufete de abogados para defender cada caso. Con esta acción los premios retirados por plagio serán restituidos y sus “autores” serán indemnizados. Dirección de Etiquetado, en esta época en que todo es cultura: la cultura del cup cake, la cultura del narco, la cultura de la lucha libre, los asesores implementarán nuevas áreas culturales y darán sitio a todas las manifestaciones, así crecerán las fuentes de trabajo y los puestos administrativos. La desventaja que el SIA tiene frente al SNTE es que una huelga general no causaría ningún problema al país, de hecho, muchos de sus agremiados han mantenido una huelga de creatividad desde hace décadas sin mayores consecuencias para la Cultura.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.