• Regístrate
Estás leyendo: Sin más ciencia, el país no podrá competir: Graue
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 06:07 Hoy

Sin más ciencia, el país no podrá competir: Graue


Publicidad
Publicidad

Si México quiere competir realmente a escala internacional, debe impulsar cada vez más la investigación científica, el desarrollo de nuevos conocimientos y fortalecer la carrera académica, señaló ayer el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Wiechers.

Durante la ceremonia de entrega de las cátedras Marcos Moshinsky —que consisten en apoyos económicos a científicos jóvenes cuya carrera va en ascenso—, el rector afirmó que en el país el número de investigadores se ha incrementado en los últimos años; sin embargo, "aún estamos lejos del promedio deseado", acotó.

La UNAM señaló en un comunicado que Graue recordó que en 2012 había 420 científicos mexicanos por cada millón de habitantes, mientras que en Brasil esa relación es casi del doble, en Argentina del triple, siete veces más en España y en Estados Unidos se multiplica por 12.

"El crecimiento, progreso y modernización de la nación está en relación directa con su capacidad de crear y aprovechar la ciencia en beneficio de la sociedad", subrayó el rector de la UNAM.

La fundación

Manuel Torres Labansat, director del Instituto de Física (IF) y de la Fundación Marcos Moshinsky, explicó que con una donación póstuma del físico y aportaciones de la UNAM y del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnologia (Conacyt), se han otorgado en cuatro ocasiones las cátedras, cuya misión es impulsar la ciencia en México.

En total se han recibido cerca de 250 solicitudes y se ha seleccionado a 26 investigadores, cuyos proyectos son evaluados por un comité de reconocidos científicos, informó.

Guillermo Monsiváis Galindo, presidente de la Fundación, destacó que Moshinsky, considerado pionero de la física en México, estaba convencido de que el papel de los países no estaría normado por su extensión o riquezas naturales, sino por su capacidad de crear y aprovechar la ciencia.

Por ello, prosiguió el investigador del IF, trabajó intensamente en formar una escuela de físicos mexicanos que pudieran competir con los de otros territorios y hoy las cátedras referidas forman parte de la realización de ese sueño.

Julia Tagüeña Parga, directora adjunta de Desarrollo Científico del Conacyt, remarcó el hecho de que entre los galardonados se incluya a científicas, quienes ya representan cerca de 50 por ciento de los integrantes del Sistema Nacional de Investigadores; además, celebró que la UNAM y la Fundación Marcos Moshinsky conserven el legado del impulsor de la física nuclear en Latinoamérica.

Este año, los científicos apoyados por la Fundación para efectuar proyectos en el área de Ciencias Químico-Biológicas son Sara Huerta, de la Unidad de Investigación de Enfermedades Oncológicas del Hospital Infantil Federico Gómez; así como Luis Demetrio Miranda, del Instituto de Química de la UNAM, y José Fernando Peña, del Instituto de Neurobiología de la UNAM.

En el área de Ciencias Físicas se otorgaron a Alma Yolanda Alanís, del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías de la Universidad de Guadalajara, y de la UNAM a Luis Antonio Pérez, del Instituto de Física (IF), y Pedro Antonio Quinto, del Instituto de Ciencias Nucleares.

A la entrega de las cátedras en el auditorio Alejandra Jáidar del IF, acudieron las hermanas de Marcos Moshinsky, Estela y Ruth.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.