• Regístrate
Estás leyendo: Shakespeare en la escena mexicana
Comparte esta noticia
Domingo , 17.06.2018 / 19:53 Hoy

Shakespeare en la escena mexicana

Por referencia indirecta se cree que la primera puesta del dramaturgo británico en el país fue 'Hamlet' en 1821; lo mismo ha habido montajes inigualables, que fallidos.

1 / 2
Publicidad
Publicidad

Verónica Díaz

La presencia en los escenarios mexicanos de William Shakespeare, que cumple su 400 aniversario luctuoso este 2016, tiene una historia que pasa por montajes inigualables, verdaderos esfuerzos por dar vida a este gran maestro de la dramaturgia; igualmente con puestas fallidas, la repetición de mitos y el fenómeno mundial de sacralizar un autor y una obra que, como dice el doctor Alfredo Michel Modenessi, "están vivos".

Considerado el más importante especialista en el tema de Shakespeare de Hispanoamérica, el académico explica que de todas las obras que escribió se conocen y se montan una parte muy reducida de ellas, siendo Hamlet la más famosa. "No es obligación de nadie conocer todas las obras ni dominarlas, pero en México, por ejemplo, no se han montado o se ha hecho muy pocas veces piezas como El rey Juan, Cimbelino, Troilo y Crésida, por mencionar algunas", dice el investigador de la UNAM.

El especialista explica que de la primera representación de una de sus obras se tiene evidencia indirecta, la que Salvador Novo refiere en su texto Andanzas de Shakespeare en México: "(...) gracias al indirecto homenaje que un anónimo admirador del 'Señor Aragón' que habrá hecho el Hamlet le rindió en 1821 con unos versos espantosos. Remito al curioso al tomo I, página 184 de la Reseña Histórica del Teatro en México, edición Porrúa de 1961, si quiere solazarse con tales versos".

Alfredo Michel Modenessi explica que Shakespeare en español existe solo a partir de la década de 1790, "es decir muy muy tardíamente, pasan 174 años después de su muerte para tener esta traducción", dice. Tras la destrucción de los teatros por el gobierno puritano (de Inglaterra), los textos de Shakespeare (publicados siete años después de su muerte por dos integrantes de su compañía) viajaron, se montaron se adaptaron en todos los modos posibles, como suele suceder con todos los guiones.

De acuerdo con este investigador la primera traducción realmente directa del inglés fue en 1798. Pero una década antes se hizo la primera versión de Hamlet al español pero con una traducción a través del francés, como sucede con mucha frecuencia con la literatura.

"Después del medio siglo XIX se hacen varias obras, entre ellas un Hamlet muy interesante, en 1886. Aunque el montaje de la compañía de Leopoldo Burón es bastante tardío y es, probablemente, la primera traducción-adaptación hecha por dos mexicanos, Manuel Pérez Bibbins y Francisco López Carbajal, constituye un momento importante en la historia porque aquí pueden ya observarse muchos rasgos nuestros.

"Lo más importante es que Hamlet no lleva a cabo ninguna acción violenta, cualquier cosa que sucede de muertes en la obra no va por mano de él. Aunque existen varias versiones de esta pieza, pues no existe un texto sagrado de Shakespeare, en todas ellas Hamlet mata a Claudio y en esta versión mexicana no ocurre", dice.

En el texto de Novo ya citado, se hace un recuento detallado de las representaciones más importantes desde 1821 hasta 1963, destacando por ejemplo La doma de la fiera en el Teatro Iris, en abril de 1949, dirigida por Seki Sano; el Hamlet en 1963 de Marco Antonio Montero, así como el Macbeth de 1954 en versión de León Felipe, que le puso como subtítulo "El asesino del sueño", dirigida por José Gorostiza, con escenografía de Julio Prieto y las actuaciones de Ignacio López Tarso e Isabela Corona.

La lista más contemporánea, del propio Alfredo Miguel Modenessi, pasa por el Rey Lear de 2013, en ese mismo año el Macbeth que hicieron Daniel Giménez Cacho y Laura Almela, demostraciones extraordinarias de lo que se puede hacer.

También La noche de Epifanía de Ludwink Margulles en 2004 con escenografía de Mónica Raya. "Un montaje muy interesante bajo las características de este director, un hombre muy estricto, con la noción de que siendo una comedia es muy sombría y además que él le tenía una particular conmiseración a Malvolio por la cantidad de vejaciones que sufre. Fue importante porque mostró una manera diferente de ver a Shakespeare, no es esta manera concesiva de andar buscando no sé qué homenajes", dice Michel Modenessi.

También está la versión de Jesusa Rodríguez de 1980 ¿Cómo va la noche Macbeth?, maravillosamente lúdica y provocativa.

La lista es muy larga, pero por falta de espacio distingue dos montajes que pronto saltarán a la escena y que cuentan con traducción suya, Enrique IV, con la Compañía Nacional de Teatro dirigida por Hugo Arrevillaga, "gran montaje, vilipendiado por personas que se dicen conocer al autor; uno de ellos se atrevió a decir que cómo se atrevían a montar un Shakespeare como exóticos inditos".

También viene Medida por medida, dirigida por Mauricio García Lozano, que no es de las obras frecuentes y que habla con una actualidad extraordinaria: "gobiernos corruptos, cárceles y torturas, engaños, un tipo que manda a ejecutar a otros, el delegado que manda a ejecutar a un prisionero y la hermana le dice que por favor lo perdone... 'pues mira, sí, chula, pero igual y tú tienes que darme alguna cosita'".

Claves
Mucho teatro
- 40 obras, escritas por Shakespeare
- Hamlet, la obra más montada
- Existen 3 versiones de Hamlet

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.