• Regístrate
Estás leyendo: Shakespeare, cineasta
Comparte esta noticia
Domingo , 19.08.2018 / 13:03 Hoy

Shakespeare, cineasta

El ciclo presenta a partir de hoy 10 adaptaciones cinematográficas que han sido seleccionadas por autoridades culturales británicas.

Publicidad
Publicidad

Durante 2016, las conmemoraciones por los 400 años de la muerte de William Shakespeare han surgido desde diversas naciones y en múltiples formas. Era natural que Inglaterra, su país natal, no se quedara atrás y propusiera un vistazo a la presencia en el cine de la obra de su dramaturgo más importante.

En colaboración con el British Council en México, en el marco del programa Shakespeare Lives, la Cineteca Nacional presenta el ciclo Shakespeare en el cine, una selección de 10 adaptaciones británicas de reconocidos intérpretes de los textos escritos por el Bardo de Avon, como Laurence Olivier y Kenneth Branagh, que serán proyectadas los viernes y sábados desde hoy y hasta el 8 de octubre.

El British Council ha consolidado su presencia internacional a través del programa Shakespeare Lives, que engloba los eventos y actividades culturales conmemorativas del aniversario luctuoso que se realizan en el mundo.

Curado por el British Film Institute, el ciclo incluye tanto cintas clásicas como Macbeth (Roman Polanski, 1971) y Mucho ruido y pocas nueces (Kenneth Branagh, 1993), como adaptaciones libres que transforman las historias originales para ubicarlas en nuevos tiempos o para reflejar problemas modernos, lo que demuestra la vigencia de los libretos de Shakespeare.

La cinta inaugural será En toda la noche (Basil Dearden, 1962), en la que Otelo deja Venecia y llega a un club de jazz estadunidense en la década de los sesenta. En el transcurso de una fiesta, el celoso baterista Johnny Cousin se dispone a separar al matrimonio de Aurelius Rex, líder de su banda, y Delia Lane, la cantante, para quedarse con ella y formar su propia agrupación.

En otra metamorfosis temporal e ideológica, Ricardo III (Richard Loncraine, 1995) reinventó al villano medieval y lo convirtió en un dictador fascista, líder de la Casa de York en una Inglaterra imaginaria durante los años treinta, interpretado por Ian McKellen. Inspirada en la puesta en escena que Richard Eyre dirigió en 1990 con McKellen en el mismo papel, esta versión se ganó a la crítica por la vileza encantadora de su protagonista.

La muestra también incluye dos de los tres largometrajes que Laurence Olivier dirigió y adaptó de Shakespeare: Enrique V (1944), la primera en ser un éxito internacional y establecer la racha ganadora de Olivier en el cine, y Hamlet (1948), ganadora de cuatro premios de la Academia, incluidos mejor película y mejor actor, considerada popularmente como la versión cinematográfica definitiva.

Peter Brook produjo El rey Lear en 1971. Esta versión de la historia del rey traicionado por sus hijas se distinguió por darle un giro al personaje: tradicionalmente representado como un anciano victimizado, el rey Lear de Paul Scofield es un hombre mucho más balanceado y agresivo, cuyas desgracias podrían ser bien merecidas.

Asimismo, es importante destacar Romeo y Julieta (Franco Zeffirelli, 1968) y Otelo (Oliver Parker, 1998), ya que ambas innovaron la escena fílmica shakespeariana al incluir un casting protagónico apegado a los personajes originales: Leonard Whiting y Olivia Hussey eran adolescentes cuando encarnaron a los amantes de Verona (con 17 y 15 años de edad, respectivamente), mientras que Laurence Fishburne fue el primer actor negro en interpretar a Otelo en una producción hollywoodense.

El ciclo concluirá con El mercader de la muerte (Douglas Hickox, 1973), una comedia negra en la que Vincent Price personifica al histrión dramático Edward Lionheart, quien, tras ser vilipendiado por un grupo de críticos, busca vengarse de ellos usando métodos inspirados por escenas de asesinatos en los textos de Shakespeare.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.