• Regístrate
Estás leyendo: Seduce "Don Giovanni" con corrupción y chantajes
Comparte esta noticia
Martes , 25.09.2018 / 10:14 Hoy

Seduce "Don Giovanni" con corrupción y chantajes

El montaje cumplió 230 años de su estreno y se ofreció por primera vez en Monterrey a cargo de la Ópera Nuevo León. La compañía presentó su versión completa y mañana tendrá una segunda función en el Teatro de la Ciudad.

Publicidad
Publicidad

En Don Giovanni, la corrupción y el chantaje terminan pagando todas sus deudas aunque su protagonista jamás se arrepienta de sus actos.

La ópera compuesta por Wolfgang Amadeus Mozart se estrenó hace 230 años y por primera vez se presenta en Monterrey, ofreciendo dos funciones en la Gran Sala del Teatro de la Ciudad.

Los cantantes destacaron en el montaje, gracias a las interpretaciones del barítono Stefano de Peppo (Leporello), la soprano Yvonne Garza (Donna Anna), así como protagónico del barítono Armando Piña, interpretando a Don Giovanni.

Con cerca de tres horas de duración el público, que casi llenó el aforo del teatro, se mantuvo hasta el final del montaje, reconociendo las participaciones de los cantantes principales, así como la actuación de la soprano Linda Gutiérrez, como Donna Elvira.

Don Giovanni tendrá una segunda función el próximo domingo, a las 18:00 en el Teatro de la Ciudad (Matamoros y Juan Zuazua, centro de Monterrey)

Su historia

La versión de Lorenzo da Ponte está basada sobre la obra original de Tirso de Molina, donde el protagónico Don Juan es un seductor y chantajista quien no oculta su debilidad por las mujeres.

En la ópera compuesta por Mozart, Don Giovanni ve frustrados cada uno de sus intentos por conquistar a las mujeres del pueblo. En la historia sobresalen los actos de violencia y corrupción en los que el protagonista cae una y otra vez.

Al lado de su fiel asistente Leporello, el Don Juan va teniendo distintos reveses en sus intentos por conquistar a la joven Zerlina, en ocultarse del corazón roto de Donna Elvira y de la venganza que Donna Anna juró cometer por la muerte de su padre a manos del conquistador.

La versión que presentó Ópera Nuevo León ofreció a un Don Giovanni seductor y chantajista, personificado por Armando Piña.

El joven barítono mexicano ofreció una buena presencia escénica y sus interpretaciones provocaron sentimientos de molestia o incluso de risa en el público asistente.

Las damas protagonistas Yvonne Garza, Linda Gutiérrez y María Caballero (Zerlina) tienen un rol principal en la historia, pues en diversos episodios del montaje van cayendo en cuenta del chantaje que han sufrido y buscan cobrársela “al caballero”.

El montaje contó con el apoyo de la Orquesta Sinfónica de la UANL, bajo la batuta del director concertador Iván López Reynoso, quien supo llevar en buen nivel la conducción de la ópera.

Aunque de breves apariciones, tanto el tenor Antonio Albores (Don Ottavio), Guillermo Ruiz (El comendador) y Gerardo de la Torre (Masetto) convencieron al auditorio en cada una de sus participaciones.

El montaje

La ópera se presentó en su versión completa, siguiendo el programa tal y como se estrenó hace 230 años en la ciudad de Praga.

En el montaje propuesto por la Ópera Nuevo León se contó una escenografía austera y minimalista, conformada tan solo por una estructura semejando algún portal de un edificio antiguo.

Gracias a la proyección multimedia, esta estructura cambió de escenarios y colores dependiendo de las escenas. Sin embargo, la proyección no fue la mejor pues faltaba mayor nitidez en las imágenes, aunado a que la imagen en diversas ocasiones se proyectaba sobre los actores en escena.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.