• Regístrate
Estás leyendo: Sayula inició festejos del centenario de Juan Rulfo
Comparte esta noticia
Lunes , 16.07.2018 / 20:06 Hoy

Sayula inició festejos del centenario de Juan Rulfo

Cine, circo, teatro y una reflexión sobre las Cartas a Clara, son las actividades realizadas este fin de semana

Publicidad
Publicidad

Enrique Vázquez

Sayula comenzó este fin de semana su programa de actividades 100 años con Juan Rulfo, que terminará el 16 de mayo. El sábado por la noche se realizó una función de Circo Dragón en la calle Manuel Ávila Camacho que se cerró en algunas cuadras cercanas al Jardín Principal y casi simultáneamente en la plaza de Usmajac se proyectó la película El rincón de las vírgenes, de Alberto Isaac.

La tarde de ayer de manera previa a la función de teatro de la obra Las mujeres de Pedro Páramo que se presentó en las ruinas del Templo de la Tercera Orden del Santuario, a cargo del grupo de teatro Dionisios, Silvia Quezada impartió una conferencia en la Biblioteca Olivia Ramírez de Yáñez, titulada Cartas de Juan Rulfo a Clara Aparicio.

Este arranque de festejos se caracterizó el sábado por haber convocado a poco más de 500 sayulenses que disfrutaron del espectáculo de Muluk de Circo Dragón de principio a fin. Niños y adultos se mostraron atentos a las acrobacias, el clown y malabares que el grupo tapatío presentó durante cerca de 90 minutos.

Respecto a la conferencia Cartas de Juan Rulfo a Clara Aparicio, la escritora Silvia Quezada comentó que: "Cuando apareció el libro Cartas a Clara estuve muy reacia a leerlo porque sé de la voluntad de Rulfo de pulir a exceso sus libros, sus cuentos, su novela. Hubo en mí, una reticencia lectora importante. Luego me di cuenta de que las cartas van a conformar una biografía más completa del individuo y desde esa perspectiva me acerque con cautela. Cuando leí las cerca de 80 cartas me di cuenta de que había descubierto un Rulfo muy diferente al que me había tocado conocer como lectora y alguna vez en persona".

Quezada agregó: "Observé las angustias por buscarle un domicilio a su mujer cuando ambos iban a casarse en Ciudad de México, él la quería cerca, el buscaba una casa que tuviera ventanas, aire para que ella pudiera habitar tranquila, un espacio humilde pero lleno de luz, de viento... me di cuenta del Rulfo que padecía porque era mal cocinero, entonces se preguntaba ¿Cómo se cocían los frijoles?, o ¿cuál era el punto exacto del café? y todos estos detalles que él le narró a su novia durante ese largo noviazgo fueron muy importantes para ir conformando el perfil del hombre".

Según la investigadora, "las cartas como todas las misivas son cursis, ya lo decía Pessoa todas las cartas de amor son cursis, estoy totalmente de acuerdo, llama la atención los muchos modos con los que Rulfo llama a Clara, quizá los dos epítetos más hermosos sean "Aire de las colinas", que así se tituló Cartas a Clara en la edición española o "Montoncito de nubes". Unos bastante cursis como "pedacito de jitomate", o "Chachinita mía" y al mismo tiempo nos permiten forjar una ruta de vida de Rulfo en Guadalajara, Rulfo en la Ciudad de México, sus grandes angustias económicas, sus pesares, pero también las ilusiones que tuvo en los años cuarenta cuando comienza a querer formularse como un gran escritor. Obviamente no están todas las cartas, supongo que hubo una selección muy precisa de ellas pero hablar de estas misivas nos permite tener un perfil más humano de este escritor tan amado por todos nosotros".

Las actividades continúan. Hoy en la explanada de San Sebastián de Sayula se proyectará la película El Gallo de Oro, de Roberto Gavaldón. Mayor información en la página de Facebook Ruta El Realismo Mágico de Juan

MEMLL

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.