• Regístrate
Estás leyendo: Savater aboga por una ciudadanía que no es la de la tierra
Comparte esta noticia

Savater aboga por una ciudadanía que no es la de la tierra

Además de criticar la situación separatista que se vive en Cataluña, el filósofo habló de la función que tiene el periodista y la filosofía en nuestros días


Publicidad
Publicidad

El filósofo Fernando Savater, quien fue homenajeado ayer en la XXXI Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), dio una rueda de prensa previa a la presentación que hará esta tarde de su libro Contra los separatistas y en ella abordó varias ideas según las preguntas surgidas por diversos medios desde la situación separatista que se vive en Cataluña, hasta la función del periodista y de la filosofía en nuestros días.

Respecto a la situación que se vive en Cataluña, Savater comentó que “esas cosas suceden porque muchos europeos no entienden qué es la ciudadanía. Los ciudadanos son seres libres e iguales, hayan nacido donde hayan nacido, tengan el sexo que quieran, tengan la religión que les parezca, eso es precisamente la democracia moderna. Antes, así los partidos políticos o las democracias empezaban a la antigua, era la tierra la que daba la ciudadanía. Hoy, la ciudadanía la concede una abstracción que es el Estado y una Ley común; una vez que compartimos una ley común, cada cual - puede ser cultural, erótica, estética, religiosa - puede hacer lo que le apetezca. Por supuesto, desde el punto de vista político, no existen los catalanes, los vascos o los andaluces.

“Existen españoles que viven en Cataluña o en Andalucía, o en el País Vasco con sus costumbres o sus gustos, etcétera, etcétera. (...) Pero hay quien quiere volver atrás, quieren volver a una democracia pero con apellidos, aquí solo valen los que hayan nacido aquí, los que tengan este color de piel, o en otros sitios los que tengan esta idea religiosa. Es un ataque directo a la democracia, y claro como tal tiene que ser contrarrestado. Existe con especial virulencia en España, sobre todo con el caso de Cataluña, pero hay amenazas en la Córcega francesa, en la padania italiana, en la Baviera alemana pero creo que ninguna de esas cosas va a suceder. Europa no puede volverse a permitir el lujo de volver a como era en el medievo, en el cual existían unos dos mil pequeños reinos, de eso ya hemos salido, ahora somos algo más conjuntado”.

TE RECOMENDAMOS: Hasta para los republicanos Trump es una vergüenza: Villaraigosa

El autor dijo que escogió escribir su más reciente libro a manera de panfleto porque los panfletos no están en desuso. “Es un género muy venerable, y yo creo que continuará habiendo panfletos; mucho de lo que corre por las redes, blogs, etcétera, son panfletarios, es una escritura breve, agresiva, no son tratados, sino que va directamente a las cosas, ahora está en más uso que nunca. No frecuento mucho las redes sociales, pero a mí medida, creo que puedo hacerlo todavía. Yo desencanto no, porque es absurdo que los países estén para darle gusto a uno, lo que puede hacer uno es atenderlo, mejorarlo. Lo que me gustaría es que mi gobierno funcionase mejor, que no hubiese separatistas, todas esas cosas claro, naturalmente me gustaría”.

Al ser cuestionados sobre los retos del Estado ante la integración de los extranjeros a las comunidades europeas, Savater señaló que es precisamente eso lo importante, “porque los separatistas lo que quieren es echar a los inmigrantes de otras generaciones anteriores, es decir, los que quieren decir [aquí, solo los que somos así, esos son los que quieren echar a los demás], hoy que tenemos el reto de una inmigración creciente, la única forma de poder acogerlos es crear una ciudadanía que no esté sujeta a la tierra ni a la religión ni a la raza, y eso es lo que estamos pretendiendo, volver a una ciudadanía apegada al terruño o a cualquier otra característica, está dificultando esta integración. La lucha contra el separatismo es también por la integración de los inmigrantes”.

Sobre las motivaciones de los líderes del separatismo en Cataluña, expresó que hay causas internas de una tradición carlista en España en el siglo XIX, “el carlismo que era la alianza entre un sector político y un integrismo religioso, ha sido el mal de la democracia en España”. Señaló el asentamiento especialmente de la doctrina en Cataluña, además de ser la peor gestionada para España, las ayudas a las autonomías, se van en dicha región. Se ha creado en los medios y otros sitios la imagen ilusoria del catalán como “un ser imposible de conciliar con los otros españoles”. Negó que pueda existir una injerencia real de los rusos, “no se necesita ser ruso para falsear las noticias, hay que también las falsea”.

Señaló que ante la información falsa que circula en varios medios y en redes sociales el periodismo es muy importante. “La labor del periodista es la de un defensor de la ética, eso es fundamental, y eso es lo que hemos perdido. Es que la gente ya no lee, es muy difícil, hay que aprender a explicar las cosas desde el año cero, antes por lo menos la gente leía, estaba un poquito al tanto. Los periódicos cumplen una función - yo creo muy interesante - es que te informan de lo que tú no buscas, un periódico nos informa del mundo en general y no solo de lo que nosotros buscamos, mientras que la gente que se informa solo de las redes, va a buscando una información determinada, y solo piensan una cosa determinada, les va decir eso que quieren oír”.

También lamentó que la filosofía vaya desapareciendo de varios sistemas de educación en varios países, incluso europeos. “La filosofía es una herramienta de reflexión, que siempre es útil si se sabe de dónde se tiene y a donde se va”. La presentación de su libro Contra los separatistas es hoy a las 18:00 horas en el Salón 4 de la EXPO Guadalajara.

MC

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.