Satélites europeos terminan en órbitas equivocadas

Los satélites fueron lanzados ayer y quedaron en órbitas más bajas de lo previsto. El sistema Galileo es un nuevo sistema de navegación por satélite que busca rivalizar con la red GPS estadunidense.
El cohete Soyuz.
El cohete Soyuz. (AFP)

París

Dos satélites europeos acabaron en las órbitas equivocadas y los funcionarios espaciales de Europa analizan si el despliegue incorrecto complicará sus planes de desarrollar Galileo, un nuevo sistema de navegación por satélite que rivalizaría con la red GPS estadunidense.

La Agencia Espacial Europea y la compañía de lanzamiento Arianespace informaron que los satélites terminaron en las órbitas incorrectas después de ser lanzados el viernes desde Kourou, Guayana Francesa, a bordo de un cohete Soyuz.

La agencia emitió un comunicado el sábado donde no explicó la diferencia entre las órbitas planeadas y finales de los satélites, ni aclaró qué posibilidades hay de corregir sus trayectorias orbitales. Arianespace dijo que los aparatos quedaron en órbitas más bajas de lo previsto.

La Unión Europea espera tener 30 satélites para su red de navegación Galileo en pleno funcionamiento para 2020. El programa, con sede en Praga, supervisó el lanzamiento de sus dos primeros satélites en 2011, dos más en 2012, y dos más el viernes.

Jean-Yves Le Gall, presidente de la agencia espacial francesa CNES, dijo que se necesita investigar con precisión cuán lejos quedaron los satélites de su curso original. Agregó que los expertos de la Agencia Espacial Europea en Toulouse, Francia, y Darmstadt, Alemania, calculan si los pequeños motores dentro de los satélites serían lo suficientemente fuertes como para empujarlos a la órbita correcta.

Le Gall dijo en una entrevista telefónica que la investigación tomará "varios días para comprender lo sucedido. Luego veremos las consecuencias posibles en el calendario de lanzamiento", añadió, refiriéndose a los planes de lanzamiento de más satélites en los próximos meses.

La red de navegación Galileo es "un programa muy complejo", agregó el presidente de la agencia francesa. "Aunque tengamos algunas fallas, esto es lamentablemente parte de la vida de las operaciones", dijo.

Si los dos satélites no logran alcanzar la altura correcta, dijo, será necesario lanzar otros satélites que los releven.

El programa ha tenido otros retrasos y contratiempos operacionales. Funcionarios de la Agencia Espacial Europea dijeron el miércoles que debieron reducir la fuerza de la señal de otro satélite del sistema Galileo por problemas no especificados.

La agencia europea espera que Galileo proporcione más precisión para la navegación por satélite que el sistema GPS que ya se utiliza en todo el mundo para identificar ubicaciones y planear rutas.