• Regístrate
Estás leyendo: Santiago Alarcón exhibe Biopsia inmortal en Casa Jalisco
Comparte esta noticia
Miércoles , 26.09.2018 / 02:40 Hoy

Santiago Alarcón exhibe Biopsia inmortal en Casa Jalisco

El pintor jalisciense ganó el Salón de Octubre 2010 y su producción no ha parado a pesar de haber sufrido un severo accidente.

Publicidad
Publicidad

El pintor Santiago Alarcón expuso ayer en Casa Jalisco su serie Biopsia Inmortal, para el también ganador del Salón de Octubre 2010, se trata de su primera exposición en cuatro años.

Con estudios de arquitectura en el Tec de Monterrey y de Artes Plásticas en la Universidad de Guadalajara (UdeG) su vocación se inclinó por la pintura y desde sus inicios ha experimentado en el abstraccionismo inspirado en el action painting de Jackson Pollock.

"También estoy muy influenciado por los artistas internacionales como Takashi Murakami, que es un artista japonés, que maneja el cartoon y el anime. Me gusta muchísimo la obra de Damien Hirst, contemporáneo inglés, que tiene mucha influencia a nivel mundial", dijo el artista quen comentó que ya trabaja en su próximo proyecto titulado Vitrósfera, arte conceptual, arte objeto, una serie en la que representa " la deconstrucción, como algo se puede hacer pedazos pero a la vez reconstruirse y que salga algo bueno de eso".

Alarcón es el octavo artista invitado a Casa Jalisco, "como estamos en septiembre, mes patrio, entonces me inspiré en la colorimetría de nuestra bandera, y de ahí nace una colección dentro de mi colección completa que le llamo Biopsia Inmortal, y es pintura abstracta en grandes formatos y la colorimetría verde, roja y blanca sobre fondos negros para crear un contraste interesante que creo que nuestro país tiene esos altos contrastes, busco que la gente experimente viendo mi obra, esta riqueza cultural. Que hagan una introspección personal, antes que nacional, tiene que haber un orden en el cambio, primero debe ser como persona, después como sociedad y después como país. Me gustaría la gente se introdujera a un tipo de arte que muchos artistas practicamos en México, que se atrevieran a confrontarse con obras abstractas, para comenzar a valorizar lo que valoran en otros países", dijo y agregó que recientemente expuso en Nueva York, Los Ángeles y Miami, comentó sentirse satisfecho de la invitación ya que siempre ha buscado mostrar su trabajo en su tierra natal. "Prepare tres meses la serie que se inauguró ayer".

El título de Biopsia inmortal se relaciona con el accidente que Alarcón tuvo en 2012 y en donde perdió sus manos. "Desde ese tiempo me ha venido una introspección donde mi crecimiento artístico ha sido más interior y he descubierto una nueva manera de ver la vida, en el momento en el que yo le otorgo una importancia a la vida espiritual, antes estaba muy clavado en el éxito profesional, material. Con este accidente me enfrenté a mi persona, soy católico y he tenido una fuerte conversión a mi iglesia y a Jesucristo. Y de ahí ha venido mi fuerza para volver a pintar, entonces con Biopsia Inmortal, lo que busco es que la gente haga un muestreo, como me pasó a mí en una tragedia y busque en su interior la verdadera evolución del ser humano y así es como nace este título con el que bautizo toda mi obra, que quiero llevar a todo el mundo".

Alarcón explicó que seguir pintando después de su accidente no fue fácil: "Por tres años me sentí incapaz de hacerlo, estuve haciendo otras actividades, uno se bloquea pero es un bloqueo mental; cuando me relajo y comienzo a ser autónomo en todas las cuestiones diarias, y comienzo a volver a ser yo y a sentirme cómodo sin manos, descubrí y me di cuenta que lo que realmente hacer un pintor, un artista, con sus manos es sujetar los instrumentos, pero me di cuenta de eso tres años después. Para mí era un obstáculo completamente no tener manos para seguir mi pasión. Inventé unas prótesis, muy sencillas, desechables, que yo mismo hago para poder sujetar los instrumentos que utilizaba de ahí comencé a volver a practicar el lanzamiento de pintura, a espatular, todas mis técnicas son sobre el piso y comenzó a fluir en mí todo mi vocación, así fue como logré volver a pintar". Con el tiempo la creatividad de Alarcón se enfocó a crear sus propias prótesis que le permitieran seguir pintanto: "Estuve investigando todo lo que hay sobre prótesis y son complicadas, las que tienen mucha tecnología son eléctricas, entonces no las puedes mojar porque se echan a perder, y son muy costosas. De un día a otro, empecé a hacer moldes de la forma en que me quedaron las manos y simplemente con papel y cinta comencé a producir arte. Son prótesis económicas, las tiro cuando quiero o las vuelvo a utilizar y así ha sido volver a crear, muy apasionante e interesante para mí".

Otro de los aspectos relevantes según Alarcón es que "siempre quise plasmar en mi obra la libertad gráfica, para mí esta libertad gráfica era el lanzamiento de pintura. Con manos tenía tanto control que a veces la gente dejaba de percibir que era lanzamiento de pintura, ni yo me daba cuenta, hasta que veía mi obra expuesta en alguna galería, la veía como frustrada, cerrada, muy trabajada, pero ese era mi estilo. Sin manos he logrado liberar la técnica que siempre soñé, y creo que ahora visualmente y técnicamente he logrado los cuadros que soñé desde hace veinte años. Siempre he sido un artista de poca producción de obra, alrededor de dos obras al mes, eso no ha cambiado".

Por otro lado detalló: "me identifican por eso, por la bicoloridad blanco y negro. Muchas veces el artista abstracto se basa en el color para poder crear una obra interesante pero cuando te delimitas a dos colores es mucho más difícil crear una composición visualmente interesante. Tengo esa dualidad, me encanta el color, lo fluorescente pero también el blanco y negro".

SRN

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.