• Regístrate
Estás leyendo: La sangrienta masacre de San Valentín en Chicago 1929
Comparte esta noticia
Martes , 13.11.2018 / 15:18 Hoy

La sangrienta masacre de San Valentín en Chicago 1929

Las bandas de ‘Bugs’ Morán y Al Capone se disputaban el control del alcohol durante la prohibición, pero Capone masacró a sus enemigos ese 14 de febrero.


Publicidad
Publicidad

Las bandas de George ‘Bugs’ Morán y Al Capone se disputaban con violencia el mercado del alcohol ilegal durante la prohibición en el Chicago de los años veinte hasta que Capone, utilizando sicarios disfrazados de policías, masacró a la banda enemiga el 14 de febrero de 1929 en una bodega, lo que le dio el control total del mercado.

TE RECOMENDAMOS: Quítale lo cursi al 14 de febrero con poemas antirrománticos

La cita

En la bodega de la Cartage Company, en el 2212 de la calle Norh Clark de Chicago, esa mañana del 14 de febrero de 1929 comenzó como cualquier día usual de negocios. El local pertenecía a la “North Side Gang” (Banda del lado norte), encabezada por George Bugs Moran, y almacenaba alcohol ilegal.

[OBJECT]El reloj marcaba pasadas las 10 de la mañana cuando llegaron a la bodega 7 individuos: James Clark (cuñado de Bugs Moran), Adam Meyer, John May, Al Weinshank, los hermanos Frank y Pete Gusenburg y el doctor Reinhardt Schwimmer. El jefe de la banda, Bugs Moran, estaba retrasado, pero los asistentes continuaron con los negocios en espera de la llegada de un “contacto”. Ninguno sospechaba lo que ocurriría en los próximos cinco minutos.

Un imprevisto

A las 10:26 se escuchó un auto acercarse al local. Alguien se asomó y regresó con malas noticias: no era su “contacto”, era una patrulla y venía seguida por otro vehículo que no pudo identificar. Los delincuentes habían pagado su cuota a la policía para que los dejaran trabajar con tranquilidad, así que todo era muy sospechoso: ¿Qué querían?

Tres policías y dos civiles se bajaron de los autos y encañonaron a los siete individuos presentes sacando a relucir imponentes subfusiles automáticos Thompson que funcionaban como ametralladoras. Los desarmaron y les ordenaron ponerse contra la pared.

Clark, cabecilla del grupo mientras no estuviera su cuñado Bugs, trató de dialogar con los “policías”, les recordó que habían pagado sus cuotas y que debían dejarlo trabajar libremente. En respuesta recibió el culatazo de una Thompson en la cara y los comentarios burlones de los policías y los dos civiles que los encañonaban.


Imágenes de la masacre en la prensa (Wikicommons)

¿Y ‘Bugs’ Malone?

Eran las 10:28 cuando Bugs Moran se acercaba a la bodega a bordo de su automóvil. Pero observó la patrulla y el otro vehículo y sospechó que algo no estaba bien. Dio la vuelta y huyó rápidamente hasta una cafetería cercana donde se instaló en espera de averiguar qué sucedía.

TE RECOMENDAMOS: México es el país que más porno ve en San Valentín

La masacre

Apenas dos minutos después, a las 10:30, los hombres armados tomaron posiciones detrás de los siete individuos que se mantenían de cara a la pared esperando nerviosos a ser esposados y aprehendidos.

Pero los policías disfrazados eran sicarios de Capone, al igual que los civiles. Uno de ellos era Jack McGurn, un matón mejor conocido como Machine Gun (ametralladora) por su predilección por estas armas para sus “trabajos”.

De pronto, el estruendo de las Thompson sacudió las paredes de la bodega, con un sostenido rugido los cañones dispararon ráfagas violentas contra los siete integrantes de la banda de Bugs. En menos de medio minuto acabaron con ellos y los que sobrevivieron fueron ejecutados con “tiros de gracia”.


Recreación policiaca de los hechos (Wikicommons)

Las sospechas

Inmediatamente se sospechó de Capone; sin embargo, éste se justificó diciendo que en ese momento estaba en Miami. La coartada de Jack Machine Gun fue mejor: había pasado el día con su novia Louise Rolfe. No se procesó a nadie por el crimen.

La matanza de San Valentín se convirtió en un éxito mediático para Capone. Paradójicamente, significó también el inicio del fin de la carrera, pues por primera vez dejó de lado su apariencia carismática para dar paso a su perfil violento y asesino.

A pesar de que nunca lo pudieron culpar de nada y de que se apoderó del mercado del alcohol, su carrera fue en picada. Poco tiempo después fue acusado de evasión de impuestos y condenado a 11 años de prisión el 17 de octubre de 1931.

TE RECOMENDAMOS: Historia: ¿Quién fue San valentín?

Bugs Moran nunca se recuperó del golpe de Al Capone. Su carrera quedó truncada. Murió de cáncer en 1957, mientras purgaba una pena de diez años por robo.

Sobre los hechos se han realizado películas y documentales variados, destacando The St. Valentine’s Day Massacre (1967), dirigida por Roger Corman y protagonizada por Jason Robards (Al Capone) y Ralph Meeker (Bugs Moran).

Además, la masacre se menciona en Some like it hot (1959), de Billy Wilder, en The Untouchables y en varias series de televisión. También se han realizado varios documentales. En cuanto al escenario de la matanza, el almacén de la Cartage Company, se convirtió en una atracción turística de Chicago, aunque sólo se trate de una reconstrucción del muro en el que murieron los mafiosos.


Cartel de la cinta clásica de Roger Corman (Especial)

AG

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.