• Regístrate
Estás leyendo: Salvan a 4 pacientes con trasplante cruzado de órganos
Comparte esta noticia
Jueves , 21.06.2018 / 21:37 Hoy

Salvan a 4 pacientes con trasplante cruzado de órganos

El Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán hace las intervenciones gracias a los donadores vivos no consanguíneos.

Publicidad
Publicidad

Blanca Valadez

Alberto Yarza asegura que “estaría muerto” si no hubiese formado del programa de trasplante cruzado en el que donadores no consanguíneos ceden uno de sus riñones.

El paciente explicó que, a sus 30 años, estaba destinado a fallecer en 30 meses de no recibir el órgano, como sucede con 80 por ciento de los que están en lista de espera.

“Si no hubiera sido parte de la cadena (del nuevo programa) estaría muerto”, reitero el paciente, quien se benefició de un riñón otorgado por Jacaranda Zambrano, de 49 años, gracias al programa implementado en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (Incmnsz).

El trasplante cruzado se puede hacer gracias a las reformas efectuadas en 2014 a la Ley General de Salud, que permite que donadores vivos ofrezcan sus órganos a una persona sin necesidad de que sean parientes directos, lo que ocurrió primero en el Hospital Juárez con dos receptores.

En el Incmnsz, donde se mejoró el procedimiento y se bautizó trasplante secuencial o en cadena, la novedad consistió en hacer cuatro operaciones en dos días (el 14 y 15 de enero).

Logaritmo matemático

El proyecto involucró a 60 especialistas, entre cirujanos, nefrólogos y personal de enfermería, y se basó en un logaritmo matemático diseñado por académicos de la Facultad de Ciencias de la UNAM, mediante el cual se analizó el perfil y el historial clínico de los receptores, así como de los donadores voluntarios.

Esa técnica permitió hacer ese cruce de información y determinar con puntualidad cuáles órganos son compatibles, reduciendo al mínimo los riesgos de rechazo.

Por ocho meses realizaron estudios clínicos a 10 personas, de las cuales siete se convirtieron en donadores potenciales, pero finalmente solo cuatro participantes fueron candidatos para donar su riñón a un desconocido.

“Tuvimos que bloquear dos quirófanos durante dos días para poder entrar simultáneamente con donante y receptor. Se realizaron dos trasplantes el jueves y otros dos trasplantes el viernes”, detalló Alan Gabriel Contreras, cirujano participante en los procedimientos.

La peculiaridad de la intervención, dijo, es que se identifica al receptor y donante compatible y “reduce la lista de espera, en la que hay 12 mil 161 pacientes, aunque la cifra puede ser mayor” debido al alto índice de obesidad y diabetes, destacó.

Las donaciones son insuficientes, ya que en 2015 se realizaron 2 mil 270 trasplantes renales, dejando al resto de la lista con necesidad de diálisis.

Gran diferencia

“Cuando te sometes a una diálisis peritoneal debes conectarte a un suero todas las noches y si recurres a la hemodiálisis tienes que ir al hospital cuatro horas, un día sí y un día no, lo que resulta físicamente muy desgastante. No haces una vida normal”, recordó Yarza.

“La calidad de vida de un paciente dializado es incomparable con la de una persona trasplantada. Ahora puedo comer lo que se me antoje, hacer deporte, enamorarme, pensar en tener una familia, trabajar, salir con mis amigos. No hay restricción”, abundó.

“Vuelven a vivir”, añadió la donadora Zambrano. “La vida de Beto estaba parada, y si no hubiera pasado esto estaría muerto. A mí no me afectó en nada donar mi órgano. Yo lo hice al ver el sufrimiento de la gente mientras estaba en la sala donde esperaba a mi esposo por un problema del corazón”, detalló.

El instituto consideró que, mientras se determina si se modifica la ley para que todos sean donadores por default al morir, la cadena de altruistas vivos que otorgan un riñón, que se extenderá a otros centros hospitalarios, reduce tiempo, daños y costos.

“Actualmente hay mucha controversia y posturas sobre condicionar a alguien para que sea donador o si se debe recurrir ante notario público para que se respete la voluntad. Lo cierto es que falta mucho por trabajar en la donación y la estrategia de crear un trasplante secuencial es una herramienta más. No va a sustituir ni una ni otra. Pero sirve para evitar que fallezcan más pacientes”, concluyó Mario Vilatobá Chapa, jefe del servicio de trasplantes del Incmnsz.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.