Una española dice ser hija de Dalí y su caso va a juicio

Se harán pruebas de ADN a partir de muestras tomadas de la máscara mortuoria del artista, para determinar si la mujer, en efecto, es su hija.
La prueba clave del juicio será el cotejo del ADN de la demandante.
La prueba clave del juicio será el cotejo del ADN de la demandante. (Especial)

Barcelona

Un juez de Madrid abrió juicio para resolver la demanda de paternidad que presentó Pilar Abel, originaria de Figueras, Cataluña, que dice ser hija de Salvador Dalí, y ordenó practicar las pruebas de ADN necesarias para comprobarlo, mediante muestras procedentes de la máscara mortuoria del artista.

TE RECOMENDAMOS: El secreto del MoMA para limpiar sus obras es... la saliva

El Juzgado de Madrid convocó a juicio a la Fiscalía, a Pilar Abel y a las partes demandadas —los herederos de Dalí, la Fundación Gala Galí, el Ministerio de Hacienda y la Abogacía del Estado— para el 18 de septiembre de 2017.

La prueba clave del juicio será el cotejo del ADN de la demandante, por lo que el magistrado ha consultado al Instituto de Medicina Legal si basta para ello con los restos de cabellos y piel de Salvador Dalí que pueda contener una máscara postmortem

Si la demandante fuera reconocida como hija de Dalí, podría beneficiarse de la parte de la herencia del artista que le corresponde.

 que se llevó a cabo del rostro del artista y que conserva Pilar Abel. 

En caso contrario, el juez podría acordar la exhumación del artista para obtener muestras de ADN que cotejar con las de la demandante, una prueba considerada imprescindible y sin la cual el juicio no podría celebrarse, explicó Francesc Bueno, abogado de Pilar Abel.

De hecho, el resultado de la prueba de ADN puede determinar el curso del proceso: una eventual confirmación de que Pilar Abel es hija de Salvador Dalí abriría la puerta a un pacto con los demandados, pero si el cotejo lo desmintiera, la mujer podría acabar desistiendo de sus reclamaciones.

La demanda presentada por Pilar Abel pretende que el juez la reconozca como hija de Salvador Dalí, lo que le permitiría emprender otras acciones legales para beneficiarse de la parte de la herencia del artista que le correspondiera, incluidos los beneficios que pudieran derivarse de sus derechos de autor.

Pilar Abel, nacida en 1956, logró que el juzgado admitiera a trámite su demanda por paternidad, tras presentar a una testigo clave que apuntala la hipótesis de que es hija del artista, que, según su versión, mantuvo una relación oculta con su madre mientras ésta trabajaba como empleada doméstica de una familia que pasaba temporadas en Cadaqués.

ASS