“Romeo y Julieta”, casi lista para presentarse en Toluca

El director de la obra considera que sin duda la cultura es la cura para los males que están viviéndose, por eso no debe ser elitista ni aburrida.
Padrón de Rueda es un director muy enérgico.
Padrón de Rueda es un director muy enérgico. (Iván Carmona)

Toluca

Músicos, cantantes, directores de escena, orquesta y de coro ensayan para la próxima presentación de "Romeo y Julieta", una historia de amor pero al mismo tiempo de odio, que existe en diferentes ámbitos y épocas, expresó Enrique Patrón de Rueda, quien funge como director concertador de la obra que presentarán el próximo cinco y seis de agosto en el Teatro Morelos. Como un homenaje a quien es considerado el mejor director de Ópera en México y para acercar a este tipo de expresión, artistas se preparan para la puesta en escena el próximo fin de semana.

Patrón de Rueda es un director enérgico, dirige a los músicos, pero su oído también está muy atento a cada uno de los cantantes que protagonizarán esta historia, así como a cada integrante de los coros. No permite que titubeen, sabe lo que hace, porque es el único que se ha especializado tanto en dirigir ópera en el país. Es algo de lo que pudo verse en uno de los ensayos. Después de repasar de principio a fin la obra, parece un hombre menos severo, más bien amable y con esa alegría que caracteriza a las personas de Sinaloa.

En entrevista con los medios mencionó que aunque la historia fue escrita por William Shakespeare hace muchos años, es actual, se trata del odio que existe entre países, entre partidos y en otros ámbitos si se traslada la rivalidad de las familias de los protagonistas.

TE RECOMENDAMOS: La fiesta Otomí recorre el centro de Toluca

La ópera contará con la participación de alrededor de 200 artistas en escena, 60 en el coro de la OSEM y cerca de 90 en la Orquesta Sinfónica Mexiquense, así como bailarines y siete cantantes, mientras que la dirección de escena estará a cargo de Oswaldo Martín del Campo. Más que un reto, ser el director concertista es un gusto al poder hacer lo que tanto le apasiona desde hace 38 años que se dedica a esto.

Nacido en Mazatlán, Sinaloa un puerto donde todo era estadio de béisbol, cerveza, tambora y mitote se dejó cautivar por la ópera a pesar de no provenir de una familia de músicos y menos de artistas relacionados con la misma, así que para el director es un misterio que le apasione tanto la ópera.

México  es un gran exportador de cantantes, pero también señaló que no todos se atreven a apostarle a una producción de este tipo porque es cara debido a que implica música en vivo, coro, escenografía, entre otros aspectos, por eso es importante motivar a las autoridades y a la iniciativa privada que apuesten por la ópera.

Consideró que sin duda la cultura es la cura para los males que estamos viviendo, para disminuir la violencia, por eso es que no debe ser ni elitista ni aburrida. Invitó a la población a acudir a Romeo y Julieta que estará subtitulada y la entrada será gratuita.

KVS