Entre amigos, Ricardo Piglia fue homenajeado en el FCE

Escritores de México, Colombia, España y Argentina recordaron al escritor argentino con anécdotas y memorias íntimas.
Escritores y críticos de Colombia, Argentina y España hicieron una de las primeras evocaciones póstumas al autor de 'Respiración artificial'
Escritores y críticos de Colombia, Argentina y España hicieron una de las primeras evocaciones póstumas al autor de 'Respiración artificial' (Twitter: @FCEMexico)

Ciudad de México

A 10 días de la muerte del escritor argentino Ricardo Piglia, en el Fondo de Cultura Económica se organizó un homenaje a quien se convirtió en un escritor icónico de las letras hispanoamericanas contemporáneas. Durante la sesión se escucharon varias voces de distintas nacionalidades, tan diferentes como la variedad de los lectores y amigos que lo acompañaron a lo largo de su vida.

TE RECOMENDAMOS: Top 5: Libros para apasionarse con Ricardo Piglia

La Unidad de Seminarios del Fondo sirvió para enlazar a escritores y críticos de Colombia, Argentina y España en una de las primeras evocaciones póstumas al autor de Respiración artificial, donde lo académico se combinó con una mirada más personal, anecdótica, sobre lo que significó la figura de Ricardo Piglia. 

"Entre las cosas que nos deslumbran de su escritura hay una manera prodigiosa de articular elementos".

“Entre las tantas cosas que nos deslumbran de su escritura hay una manera prodigiosa de articular elementos que tienden a pensarse a veces como disociados y a veces como contrapuestos, y Piglia conseguía una y otra vez desanudar esas antinomias y potenciar confluencias posibles entre la narración y el ensayo, entre la ficción y la crítica literaria”, a decir del escritor argentino Martín Kohan. 

El colombiano Mario Jursich recordó que una ocasión le contó a una novia con la que estaba peleado un chiste que venía precisamente en Respiración artificial, “y eso propició un muy buen clima entre los dos; al otro día, simplemente por cábala, compré la novela, leí rápido el libro y me apasioné mucho”.

“Una de las cosas que más me llaman la atención es que la manera en que los autores se imponen al público es bastante misteriosa. En la feria del libro de Bogotá, en 1994, no fuimos más de 25 personas a escuchar a Ricardo, quien para ese momento ya tenía más de 50 años, era un escritor bastante bien aceptado en Argentina, pero no había comenzado su irradiación fuera del país”, comentó el fundador de la revista El Malpensante, quizá para comparar con el impacto que ahora dejó la partida de Piglia.

Al comenzar el homenaje, el director del Fondo de Cultura Económica, José  Carreño Carlón, aseguró que toda despedida es triste, pero lo es mucho más si se trata de un escritor al que la enfermedad y la muerte lo sorprendieron cuando se instalaba de regreso en Buenos Aires, después de años en universidades en Estados Unidos, “en la plenitud de su madurez creativa como escritor, como ensayista, como especialista en literatura, como editor: una vida entregada a la literatura y a la comunicación entre las literaturas”.

“La obra de Piglia, con sus riquísimas intertextualidades, con su obra ensayística, con su pedagogía de la literatura y su discurso cultural, constituye todo un sistema de puentes de comunicación de la literatura universal, particularmente entre nuestras literaturas: le interesaba la circulación y el conocimiento de la obra de los escritores latinoamericanos en nuestros propios países.”

En el homenaje a Ricardo Piglia participaron escritores y académicos como Rose Corral, Liliana Weinberg, Manuel Garrido, Daniella Blejer, Alejandro Archaín, Guillermo Saavedra, Andrea Torres o Manuel Garrido, quienes hablaron desde las filiales del FCE en España, Argentina y Colombia.



ASS