• Regístrate
Estás leyendo: Ricardo, el zapoteco que entró al MIT ahora buscará posdoctorado
Comparte esta noticia
Martes , 25.09.2018 / 14:40 Hoy

Ricardo, el zapoteco que entró al MIT ahora buscará posdoctorado

Ricardo Pablo Pedro se graduará en mayo del Instituto Tecnológico de Massachusetts con el grado de doctor y ya piensa en nuevas metas, a largo plazo desea ser maestro en la UNAM o en el extranjero.

Publicidad
Publicidad

Ricardo Pablo Pedro, el universitario de origen indígena que egresó de la UNAM, está próximo a graduarse del Instituto Tecnológico de Massachusetts con el grado de doctor, con lo que será el primer mexicano en obtenerlo, y entre sus planes está estudiar un posdoctorado.

TE RECOMENDAMOS: Ricardo, el 'indio hurachudo' que entró al Tecnológico de Massachusetts

¿Cómo la ciencia le cambió la vida? Esa pregunta respondió el joven ante decenas de estudiantes durante una conferencia en la Facultad de Química en Ciudad Universitaria, en la que habló de sus sueños y los obstáculos que venció para alcanzar sus metas.

"En Boston me he dado cuenta de que los universitarios tenemos suficiente potencial, la UNAM lo tiene (...), esta universidad nos da todo, y todo es prácticamente gratis, por eso hay que esforzarnos, no decir 'no puedo', arriesgarnos, salir de la zona de confort", recomendó.

Originario de La Mina, en Tuxtepec, Oaxaca, Pablo Pedro dijo que la ciencia le ha ayudado a cumplir su anhelo, pues "en mi pueblo había una ley: 'naces y mueres pobre', aún así, ahora no me siento alguien extraordinario, sólo soy feliz".

El también Premio Nacional de la Juventud 2017 contó que pasó su infancia entre Morelos y Oaxaca, donde vendió limones, aguacates y también fue canastero; cuando cursaba la preparatoria se enteró de la existencia de la UNAM, por lo que aplicó para el examen de admisión, el cual financió 'boteando'.

Ingresó a la Facultad de Química, donde vendió dulces para cubrir sus gastos y dormía en casa de sus compañeros.

"Algunos me invitaban a comer, pero mi dieta esencialmente fue a base de bolillo o torta de tamal con agua, y cuando no resistía el hambre mejor dormía y asunto arreglado... hagan la prueba", expresó.

Al egresar de la UNAM solicitó una beca en el MIT y cuando la carta de aceptación llegó, "dije una y otra vez: 'yo creo que se equivocaron', no me la creía, hasta que llegué allá y pregunté por el lavadero, se rieron, allá no existe eso", relató.

Reconoció que algunos días se levanta y se pregunta si merece estar en Boston.

"Tardé tres años y medio en ir de nuevo a mi pueblo; le llamaba a mi madre por teléfono y todo mundo se enteraba porque sólo hay uno en todo el lugar. A veces he querido dejar la escuela, porque me he sentido solo y a mí me encantan las fiestas, pero sí voy al antro", sonrió.

En mayo se graduará del Tecnológico de Massachusetts, donde desarrolló materiales bidimensionales para hacer microchips y paneles solares, y habrá cumplido el sueño de su madre, pues dijo que no estudió, por lo que no sabe leer ni escribir.

Aún no finaliza una etapa, pero ya tiene en mente nuevos planes: un posdoctorado y a largo plazo maestro en la UNAM o en el extranjero. También piensa en viajar a Corea, su siguiente sueño.


VJCM

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.