• Regístrate
Estás leyendo: Reyes Logounova con la Sinfónica
Comparte esta noticia

Reyes Logounova con la Sinfónica

Publicidad
Publicidad

En 1997 debutó a los seis años con el Concierto en Sol mayor, de Antonio Vivaldi, acompañado por la Orquesta Filarmónica de Ciudad de México, dirigida por Eduardo Álvarez. Debutar en un mundo de adultos no significó para el precoz violinista Alfredo Reyes Logounova ningún problema: estaba en su elemento.


Hijo de Alfredo Reyes Moreno y Svetlana Logounova, ambos académicos, vivió su infancia rodeado de música. Las obras maestras tocadas por grandes violinistas y pianistas fueron parte importante de la banda sonora de su niñez y de su formación: Isaac Stern, Claudio Arrau, Jascha Heifetz, Vladimir Horowitz y muchos otros, además de los músicos con los que sus padres convivían y trabajaban.

Quien es hasta la fecha el solista más joven en la historia de las orquestas mexicanas, refrendó sus cualidades al ganar, también en 1997, el tercer lugar en el Concurso Nacional de Violín Hermilo Novelo. Desde entonces ha tocado prácticamente con todas las orquestas nacionales; en 2004 debutó como solista en Europa con la Orquesta Sinfónica del Festival Internacional Tigullio Liguria di Levante, en Chiavari, Génova, Italia.

Alfredo estudia en el Conservatorio de Maastricht, Holanda, con Boris Belkin, violinista ruso que, como él, debutó muy pequeño y es solista de prestigio internacional. Entre las experiencias del joven músico en aquel país está haber participado en un concierto para conmemorar los 200 años de monarquía, transmitido por televisión al mundo entero.
Con un repertorio que abarca diversas épocas y estilos, Reyes Logounova asegura que no tiene preferencias, pues lo mismo le apasiona estudiar un concierto de la época romántica que una obra de música nueva o del barroco. Cada pieza tiene sus dificultades y satisfacciones, afirma el joven músico.

Reyes Logounova todavía no ha decidido si se quedará a vivir en Europa una vez concluidos sus estudios en Holanda o si regresará a México; asegura que, gracias a los intercambios culturales, en nuestros días es posible viajar a muy diversas partes del mundo para presentarse con diferentes orquestas. Radicar en Holanda le ha facilitado presentarse
en Italia, Francia, España, Austria, Polonia, Croacia, Suiza, Alemania, Rusia y otros países.

El músico se presentará con la Orquesta Sinfónica del IPN mañana y el sábado en el Auditorio Alejo Peralta del Centro Cultural Jaime Torres Bodet a las 19 y 13 horas, respectivamente. Interpretará la Sinfonía española, op. 21, de Édouard Lalo, que es una de las obras preferidas del violinista.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.