La revolución no será en Facebook

En 1970 una canción predijo que la revolución no sería televisada, aunque con el tiempo su autor se perdió entre nubosidades.
Homenaje callejero a Gil Scott-Heron.
Homenaje callejero a Gil Scott-Heron. (Especial)

México

Aunque muchos adictos a las llamadas redes sociales no lo crean, la revolución no estará en Facebook. En 1970 una canción predijo algo semejante: que la revolución no sería televisada, aunque con el tiempo su autor se perdió entre nubosidades. Su autor, Gil Scott-Heron, falleció el 27 de abril de 2011, el mismo mes, en el que cinco años después falleció Prince en circunstancias que aún no están claras. 

La frase que Prince le espetó a uno de sus colaboradores para que le escribiera un rap en el estilo de “Gil Scott-Heron, acerca de negro sobre negro, crímenes, policías y la comunidad”, de alguna manera sintetiza el legado del poeta y músico que tuvo gran éxito con “The Revolution Will Not Be Televised”. La canción, incluida en el disco Small Talk at 125th and Lennox, es descrita por John Bush como “una turbulencia volcánica de intelectualismo y crítica social”.

Con pasión, Scott-Heron canta-recita: “La revolución no será televisada / La revolución no será patrocinada por Xerox / en cuatro partes sin interrupciones para comerciales”. Pero este alegato contra los medios de comunicación y el consumismo fue descrito por su autor como “una sátira. La gente argumentaba que era un mensaje militante, pero qué tan militante puedes ser cuando dices: ‘La revolución no va a hacerte cinco libras más flaco’”.

Las décadas de los setenta y ochenta fueron de gloria para Gil, quien grabó mucho y alternó con estrellas del rock y el pop. Inclusive participó en la canción contra el apartheid: “Sun City”, con Bob Dylan, Rubén Blades, Bruce Springsteen, Lou Reed, Miles Davis y muchos otros. Problemas de drogadicción lo alejaron de los reflectores y solo se presentaba ocasionalmente, pero ahí están sus discos para revalorarlo.

La televisión también aparece en “Omen” cuando advierte que “un ojo gigante cruzó la pantalla/ con una antena de tipo tentáculo, tipo raíces delgadas/ buscando a alguien, tal vez  a mí”. La problemática social de los afroamericanos viven en canciones como “Inner City Blues” y “Brother”. En la primera dice: “Inflación: no hay chance/ de incrementar las finanzas./ Las deudas se apilan hasta el cielo, / manda morir a ese chavo./ Me dan ganas de gritar / por la manera en la que hacen mi vida”, y en la segunda: “Creo que era un poco fácil para ti olvidar que eras negro antes de tiempos de Malcolm”.

También hay cantos a la naturaleza y declaraciones de amor, más una loa al jazz, en “Plastic Pattern People”. Allí invita a ponerse hasta el gorro y disfrutar la música de Dave Brubeck, Thelonious Monk, Charles Mingus, Alice Coltrane, John Coltrane y muchos otros.