Revisan la presencia de los mexicanos en la revista 'Sur'

Alfonso Reyes y Jaime Torres Bodet destacaron por su participación.
Victoria Ocampo.
Victoria Ocampo. (Especial)

México

En la creación de la revista Sur, impulsada por Jorge Luis Borges y Victoria Ocampo, por mencionar a algunos, un mexicano participó: Alfonso Reyes, en aquel tiempo en la embajada de México en Argentina. De ahí que en la publicación los escritores y temas mexicanos estuvieran presentes, recuperados por Gerardo Villadelángel en el libro México en Sur. 1931-1951 (FCE-La jaula abierta, 2015).

"Me interesaba ver cómo se había interpretado a México, porque también es un libro que comprende todo lo que se dijo y se escribió sobre el país, además de ver qué es lo que habían publicado los mexicanos ahí, cómo se habían comunicado con un discurso muy occidentalizado, que fue la propuesta de Sur desde un principio: cosmopolita, de relación con otras voces de mucha influencia en Iberoamérica", cuenta el coordinador del volumen.

Es una antología para la cual se revisaron más de 200 de los 350 números de la revista, para concentrarse en 40 escritores, 12 de ellos mexicanos, lo que permitió un reencuentro con primeras versiones de trabajos de Alfonso Reyes, Jaime Torres Bodet y de un "jovencísimo Octavio Paz".

"A mí siempre me ha interesado la literatura argentina, y bajo ese parámetro se establece un trabajo como el que hice: me interesaba la presencia y las iniciativas de los mexicanos en una revista tan importante como Sur, en la que Reyes siempre tuvo una presencia intelectual-literaria muy importante en los círculos de la inteligencia argentina o iberoamericana", a decir de Villadelángel.

Fundada por Victoria Ocampo en 1931, entre los colaboradores de Sur se encontraban Adolfo Bioy Casares, Julio Cortázar, Paul Valéry, T. S. Eliot, Aldous Huxley, Virginia Woolf, William Faulkner, Albert Camus, André Breton, Jaime Torres Bodet, Xavier Villaurrutia, Daniel Cosío Villegas, Celestino Gorostiza y Octavio Paz.

Referente

Villadelángel está convencido de que el planteado por Sur en el periodismo literario y cultural es un modelo muy presente de lo que es una revista literaria, de ahí el interés por conocer la presencia mexicana en la publicación. Fue una idea que se originó a partir de su diálogo con Roger Bartra y con Vicente Leñero.

"Con Vicente y con Roger tenemos la editorial La jaula abierta, y Vicente fue el primero en poner en mis manos la revista Sur y, a partir de ahí, decidimos hacer una revisión que me llevara a hacer un ajuste a una publicación muy importante, mítica, que tenemos muy presente quienes estudiamos literatura: es un modelo de ejercicio literario, sobre todo por la presencia de Borges".

La publicación marcó el pensamiento de un continente, y una de sus características es que viajó más que sus colaboradores, con lo cual se convirtió en una referencia a nivel iberoamericano, al ser una revista basada en un pensamiento filosófico.

"Estaba muy vinculada con el cosmopolitismo, en oposición al nacionalismo que estaba muy presente en Argentina. En eso radica la publicación de una revista así: te da otras opciones, te ofrece otras formas de pensamiento, otras búsquedas, a las que tú también puedes acceder", resaltó el compilador del volumen.