Miguel Ángel y Leonardo provocan reventa en Bellas Artes

Las exposiciones de los grandes maestros renacentistas han generado largas filas y la venta ilegal de entradas; van más de 100 mil visitantes.
Oferta y demanda en la explanada del recinto cultural.
Oferta y demanda en la explanada del recinto cultural. (Javier Ríos)

México

Cuando se habla del tema de la reventa de boletos suele pensarse en actividades deportivas, sobre todo si son las finales de algún deporte, y en espectáculos. Pero no se conocía de un caso en el que el objeto de los revendedores estuviera relacionado con un tema cultural.

Y es que, ahora, los revendedores están haciendo su agosto con las entradas para las exposiciones Miguel Ángel Buonarroti. Un artista entre dos mundos y Leonardo da Vinci y la idea de la belleza, que se exhiben en el Palacio de Bellas Artes desde el pasado 1 de julio. Los boletos se están vendiendo a precios hasta cuatro veces más caros que el de su costo original.

El precio de la entrada en la taquilla del Palacio de Bellas Artes es de 49 pesos; si se adquieren a través del sistema Ticketmaster llegan a los 77. Sin embargo, los revendedores ofrecen las entradas entre los 150 y los 250 pesos (fijan el precio según lo permita el cliente), que son disputadas por quienes no desean hacer fila o que no tienen tiempo de esperar de tres a cuatro horas formados.

Si bien los revendedores suelen recorrer la explanada del recinto del Palacio de Bellas Artes cuando se trata de algún espectáculo especial, ahora que los boletos también empezaron a distribuirse a través del sistema Ticketmaster hicieron su aparición, porque para llegar a la taquilla del recinto no solo se tiene que arribar temprano (en promedio a las seis de la mañana), sino hacer fila para poder comprar hasta cinco boletos.

"Están agotados, güero"

"Ya no hay boletos, ¿quiere boletos para el museo, joven?, están agotados güero. ¿Quieres uno? No están muy caros, ¿cuántos quieres?"

A solo unos pasos hay otro revendedor: "¿Quieres boletos? Me quedan cuatro ya nada más, para más tarde, porque ya están agotados. Vienen desde las 5 de la mañana a formarse, unos traen hasta su camping y se quedan ahí para sacar un boleto nada más. Está muy difícil. No es muy caro porque está en 100; no es mucho, son 50 pesos más. Son para las dos de la tarde".

La situación es que la gente que quiere ver ambas exposiciones llega al Palacio de Bellas Artes por la madrugada y espera que abran las taquillas a las 7:45 de la mañana.

Como la señora Martha Donají Sánchez, que viajó desde Tepoztlán, Morelos, para poder ver las obras de Miguel Ángel y Leonardo, y le ofrecieron evitarse la fila a cambio de 250 pesos.

"Me parece terrible que haya revendedores. Eso no se vale para los que venimos de fuera y que tuvimos que abordar un autobús desde la madrugada para llegar hasta aquí. Es una corrupción espantosa, una vergüenza. Nos abordan y nos ofrecen los boletos a 250 pesos", dice.

Lo mismo le ocurrió a José de Jesús Canales y a su novia, Jazmín Padilla Estrada, quienes viajaron desde Pachuca, Hidalgo, para poder ver las dos exposiciones. Comenta: "Allá afuera hay unas personas vendiendo boletos, pero no sabemos cómo está la situación. Venimos a preguntar, por eso, nos vendían dos boletos en 170 pesos cada uno, pero no sé en cuanto estén en taquilla, el revendedor me decía que aquí adentro estaban en 150 pesos".

Hacer fila vale la pena, dijo la señora Lourdes Zaragoza, quien se trasladó desde Atizapán, Estado de México, para hacer una fila de cuatro horas para poder ver estas exposiciones que "por lo general no están al alcance de muchos de nosotros, quienes no tenemos posibilidad de viajar".

Al respecto, cabe señalar que la semana pasada el Conaculta informó que en sus primeras tres semanas las muestras tuvieron 100 mil visitantes.

Cada media hora, 210 boletos

El Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) exhorta al público a que no adquiera los boletos para las exposiciones de Leonardo da Vinci y Miguel Ángel Buonarroti con personas no autorizadas, pues solo de esa manera se evitará la reventa.

De acuerdo con cifras proporcionadas a MILENIO, cada media hora se venden 210 boletos, de los cuales 50 se compran en Ticketmaster y el resto se oferta en las taquillas del Palacio de Bellas Artes.

Sin embargo, si se hacen la cuentas, no son proporcionales al número de visitantes que se están registrando diariamente en las exposiciones, sobre todo porque el domingo la entrada es gratuita.

La exposición Leonardo da Vinci y la idea de la belleza estará en México hasta el 23 de agosto, mientras que Miguel Ángel Buonarroti. Un artista entre dos mundos permanecerá hasta el 27 de septiembre.