• Regístrate
Estás leyendo: Revelan tesoros del jazzista Joe Castro
Comparte esta noticia
Jueves , 16.08.2018 / 06:07 Hoy

Revelan tesoros del jazzista Joe Castro

El pianista de origen mexicano fue “extremadamente talentoso”, de acuerdo con Dave Brubeck.

Publicidad
Publicidad

A pesar de sus aportes al jazz estadunidense de la Costa Oeste como pianista, compositor y arreglista, en México poco se sabe de Joe Castro. Para valorar el trabajo del músico de ascendencia mexicana basta escuchar la caja de seis discos Joe Castro: Lush Life, a Musical Journey, editada por Sunnyside Records, una impresionante puerta de entrada a su arte.

El jazz fue su pasión, además de criar a su familia, algo que hizo muy bien, afirma su hijo James Castro, baterista y pianista que compartió la música con su padre. "Pero es el jazz por lo que más lo recuerdo —dice en entrevista con MILENIO—. Por eso me hice la promesa de que daría a conocer las cintas que ahora se recopilan en Joe Castro: Lush Life, a Musical Journey".

Las piezas de esta colección fueron grabadas en el estudio de su casa en Beverly Hills —que había sido propiedad de Rodolfo Valentino—, así como algunas jam sessions en una granja en Somerville, Nueva Jersey. Además de su cuarteto, participan Buddy Collette, Chico Hamilton, Oscar Pettiford, Zoot Sims y Lucky Thompson. Castro no toca en una sesión en la que su lugar es tomado por Teddy Wilson.

Nacido en Arizona en 1927, descendiente de una familia de la primera generación de mexicanoamericanos en Estados Unidos, debutó a los 15 años como músico profesional en California. Si por un lado un crítico tan influyente como Leonard Feather lo reconoció a principios de los cincuenta por su estilo "de un swing de gran convicción", Dave Brubeck afirmó que era "extremadamente talentoso".

Durante varios años fue pianista del grupo del saxofonista Teddy Edwards y sus primeros discos, Mood Jazz y Groove Funk Soul, fueron grabados por el sello Atlantic. En ellos incluía lo mismo a su cuarteto, con Edwards, el contrabajista Leroy Vinnegar y el baterista Billy Higgins, que una orquesta de cuerdas o voces, tocando diferentes estilos.

Jazz y aristocracia

Castro se enamoró de quien era considerada entonces "la mujer más rica del mundo", Doris Duke, relación tormentosa que musicalmente tuvo un beneficio: la creación del sello Clover Records —del que Duke Ellington fue socio silencioso—, ya que ella también era apasionada del jazz. Contar con equipo de grabación profesional al alcance de la mano le permitió al pianista registrar sesiones a las que invitó a grandes músicos.

James Castro describe a su padre en los siguientes términos: "Era muy complejo... Vamos a decirlo así. Era un genio, una persona muy diferente. Su naturaleza, en sí, era un misterio. No sé si la gente lo ha olvidado, pero en un momento dado se dedicó a criar a su familia y hacer las cosas que quería hacer. Mucha gente pensaba que porque tenía relaciones con una millonaria podría haber hecho más sesiones de grabación, pero ya sabes, cuando se trata de dinero y la aristocracia..."

El pianista tenía todo en contra, indica James. "Primero por ser mexicanoamericano y luego por su nombre. ¡Imagínate, apellidarse Castro en los sesenta no era lo más favorable! Y luego ponlo en contra de Elvis, los Beatles, los Rolling, Led Zeppelin... Miles Davis fue el único que sobrevivió al impacto del rock y tal vez grandes figuras como John Coltrane".

Si Lush Life es una caja de maravillas, es sólo el principio, asegura el hijo de Joe Castro. "Todavía hay muchísimas cintas sin editar. Por ejemplo hay un trío de mi papá con Paul Chambers, una sesión con Gerry Mulligan de 20 minutos y muchas otras cosas. Quería tocar jazz 24 horas al día, eso era todo, y podía grabarlo todo. Cuando se conozcan otras cosas que iremos editando con el paso de los años, tendremos una visión más amplia de quién fue Joe Castro y lo que trataba de hacer".

En sus grabaciones, dice su hijo, "Joe Castro creó una atmósfera de un club en la madrugada con músicos que realmente amaban tocar. Eso nadie lo hacía, al menos con una calidad de grabación decente. Entonces los escuchas en una atmósfera relajada, tocando, charlando y pasándosela bien".

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.