• Regístrate
Estás leyendo: Retratan sobre el escenario la violencia del amor
Comparte esta noticia

Retratan sobre el escenario la violencia del amor

El escritor y director de la obra 'Matamos lo que amamos', Jacobo Tafoya, declaró que la nueva temporada de la producción se 'recrudeció' para reflejar con mayor realidad las relaciones de pareja.
1 / 2
Publicidad
Publicidad

Con la dramaturgia y dirección de Jacobo Tafoya, el intrincado de las relaciones amorosas se presentará el próximo fin de semana en el escenario de Plan B Estudio-Teatro con la obra “Matamos lo que amamos”, que explora los momentos en que el sentimiento amatorio se transforma en temor.  

En entrevista y acompañado por los actores Laura Urbina y César Zárate, Tafoya refirió que los conflictos que entrañan los errores de apreciación y de toma de decisiones en pareja, son algunos los factores que se exhiben con el objetivo de que el espectador explore las formas de relacionarse y la violencia que entrañan. 

“El 7, 8 y 9 de junio nos presentamos en Plan B Estudio Teatro, en González Ortega 30 norte, a las ocho de la noche. La obra es Matamos lo que amamos, es su tercera temporada, pero la estamos tomando en cuenta como casi un estreno". 

Explicó que si bien la obra fue exhibida en dos temporadas, para esta vuelta se cambió la mitad del elenco, y la dirección, de ser colectiva, debió asumirla en su totalidad, lo que le permitió darle un giro más dramático al trabajo. 

“Estaba padre la dirección colectiva, el resultado fue bueno pero sí quería sobre todo encrudecer la obra, llevarla a otro nivel". 

'Matamos lo que amamos'
"Dentro de esos movimientos se decidió cambiar a la mitad del elenco, todos salvo Laura Urbina se movieron de papel, los otros dos actores que se mantuvieron tienen otro papel y cambiamos escenografía, dirección actoral, la asesoría actoral y el entrenamiento”.

Con tres cuadros escénicos, el director dijo que además uno de los textos fue modificado, motivo por el cual fue reclasificada sólo para mayores de edad. Tafoya hizo énfasis en que se explora la violencia emocional que genera la unión y desunión amorosa. 

“Yo creo que la obra trata de la violencia. César (Zárate) resumía con una de las frases de su personaje, que es del tercer cuadro, que de eso se trata la obra porque el personaje, irónicamente dice que el amor es suficiente y esa es la problemática, que se piensa que el amor es muy padre y lo entendemos pero no es lo suficiente, no basta porque mucha gente se queda por amor y aguanta todo lo demás”.  

Alejados de la violencia intrafamiliar, que aseguró amerita una fuerte discusión, el trabajo escénico se concentra en la violencia emocional que se genera a través de un movimiento discursivo pues mientras la amistad no requiere de frecuencia, el amor con el trato cotidiano se llena de ansiedades y de dudas. 

“Por violentar quiero dar a entender el movimiento, lo dinámico del asunto, sería la violencia no tanto positiva o negativa, sino como lo dice Sor Juana, el de un corazón violentado, cuando se habla de una persona enamorada que viene con mucho movimiento dentro. Es lo violento tanto de la unión como de la desunión amorosa”. 

Por su parte César Zárate, mencionó que su personaje termina con una sentencia que resume los tres cuadros escénicos.  

“Se trata la problemática que surge desde, a lo mejor suena a cliché, un mal amor: un amor que por cuestión de comunicación, de errores de la vida, por egoísmo, termina fragmentado. Se fragmenta una historia… el amor no es suficiente porque a veces no sabemos cómo amar”, refirió el actor. 

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.