Innovación, reto del Festival de Música de Morelia: Bernal

La directora del festival, Verónica Bernal, dijo que se reunió a 800 artistas de 12 países y hubo actos que presentaron desde música hecha con verduras hasta recitales clásicos.
Para la directora del festival, Verónica Bernal,  las propuestas que llegan a México de diversas latitudes y el uso de las nuevas tecnologías van sumando.
Para la directora del festival, Verónica Bernal, las propuestas que llegan a México de diversas latitudes y el uso de las nuevas tecnologías van sumando. (Especial)

Morelia, Michoacán

El Festival de Música de Morelia (FMM) Miguel Bernal Jiménez cerró el fin de semana su edición 27. El programa amplió sus posibilidades con expresiones alternativas, como un concierto donde los instrumentos eran calabazas, apios y pimientos, cortesía de la Orquesta de Vegetales, o con el Glass Duo, que crea el sonido del arpa con copas de cristal de diversos tamaños.

Esta apertura a nuevos sonidos obedece a la creación de un Consejo Artístico "que ha permitido atraer a público joven". En entrevista con MILENIO Verónica Bernal, directora del festival, dijo que la presencia de las nuevas generaciones en las actividades que durante tres fines de semana ofreció el festival, había sido de "apenas 15 por ciento porque los chavos lo ven como un festival para viejitos, un festival aburrido".

Para la directora, las propuestas que llegan a México de diversas latitudes y el uso de las nuevas tecnologías van sumando.

"Cerramos el festival muy contentos por la gran participación. Tuvimos llenos totales y gente de todos los estratos sociales, en los conciertos didácticos con los niños, el de Voz en Punto con música de Cri Cri y el dúo de Polonia desde luego, que fue un concierto inolvidable", comentó.

Bernal tiene claro que el reto para el FMM está en consolidarse a nivel internacional, en no cerrar sus posibilidades y encontrar el equilibrio.

"El festival siempre va a ser de música clásica. La meta es presentar un concierto de música antigua, de jazz, de música contemporánea, pero la presencia mayoritaria es siempre la música de concierto, clásica, sin perder de vista la innovación porque estos dos aspectos no están peleados", dijo.

Verónica Bernal tiene 14 ediciones al frente de un festival ambicioso "que busca crecer año con año no tanto en número de público, sino en que a la gente le guste cada vez más la música de concierto". En ese sentido resalta la posibilidad de actividades como el mapping, que por segundo año se proyectó sobre la catedral moreliana.

Este tercer y último fin de semana del festival estuvo marcado por la presencia de tiendas de campaña de normalistas que rodeaban la plaza principal, quienes, luego del caos de la llegada e instalación masiva, se sumaron como público a las actividades.

Para la directora es importante que "los jóvenes se expresen porque son ellos los que pueden mover y cambiar; si las manifestaciones son propositivas y no destructivas pueden hacer grandes cosas; si no es así solo destruyen y lastiman la económica del estado y del país. Tenemos que ser tolerantes, escuchar e incluir a nuestros jóvenes".

El FMM reunió en la capital michoacana a 800 artistas de 12 países con una oferta de 74 actividades que fueron desde coloquios y talleres hasta conciertos para niños.

La clausura oficial de las actividades fue el sábado en la noche, con la Orquesta Sinfónica del Palacio de Minería bajo la batuta del director estadunidense Arthur Fagen y con la presencia del trompetista francés Román Leleu.

Ayer, como epílogo, todavía se desarrollaron un par de actividades: el tianguis gastronómico titulado La música hasta la cocina, y la presentación de Dance of Sri Lanka, danza tradicional de la India.