• Regístrate
Estás leyendo: Restauran valiosos documentales etnográficos
Comparte esta noticia

Restauran valiosos documentales etnográficos

Son registro y testimonio de diversas manifestaciones culturales, costumbres, tradiciones y rituales.

1 / 2
Publicidad
Publicidad

A partir de los años sesenta diversos antropólogos y sociólogos, como Alfonso Muñoz y Gastón Martínez, hicieron un registro documental de algunas de las diversas manifestaciones culturales, costumbres, tradiciones y rituales que existen en distintos sitios de México como Tolimán, Querétaro, y la sierra Tarahumara, en Chihuahua.

Algunos de estos filmes históricos —pertenecientes a la colección Documental Etnográfico del INAH, que se encuentra bajo un convenio de depósito, custodia y guarda entre dicha institución y la Cineteca Nacional—, fueron restaurados durante tres años por el Laboratorio Digital de ésta última con el apoyo de la asociación civil Apoyo al Desarrollo de Archivos y Bibliotecas de México (Adabi).

"Ésta ocasión era la primera vez que Adabi tenía contacto con un archivo fílmico, y al tratarse de una colección de carácter antropológico cuya importancia es la de dar un momento histórico en determinadas comunidades del país y tradiciones que quizá actualmente estén perdidas, nos seleccionaron para recibir el apoyo de 2013 a 2015", dice a MILENIO Maricarmen López, coordinadora de Logística y Flujo de trabajo de Laboratorio Digital.

La colección consta de 148 materiales fílmicos en formato de 16 mm. Para seleccionar aquellos que eran candidatos para ser intervenidos se hizo una revisión física de todos, y fueron descartados aquellos que se encontraban en pésimas condiciones, los que tenían el mismo título y que se repetían, materiales de pruebas y los desechos de edición. Además, para los resultantes se realizó una investigación del contexto histórico en el que habían sido realizados.

Solo 16 superaron las pruebas necesarias; de ellos 13 fueron digitalizados. Entre éstos se encuentran Sukiki y Sierra Tarahumara (1963), Taya'hu. La Pasión de Cristo según los coras de la Mesa del Nayar y Las fiestas de San Francisco en Magdalena (1973). Otros, en estos casos de Alfonso Muñoz, fueron Semana Santa en Tolimán (1967), El día de la boda (1968) y Carnaval en Tepoztlán (1961). Los materiales descartados fueron resguardados en la bóveda de la Cineteca.

Digitalizar un material fílmico básicamente consiste en pasarlo por un escáner para que sea convertido en un archivo digital; primero se debe hacer una revisión física de este: se examina para ver si presenta microorganismos, degradación de la emulsión, si está roto, que tenga rayones y pegaduras o pérdida de color, por ejemplo. Tras ello se le deja lo mejor posible para ser escaneados. Todo se hace manualmente.

El proceso de restauración digital implica eliminar todo lo que afecte visualmente la imagen y que no pueda ser arreglado en el proceso manual: "Esto se hace con los softwares especializados en restauración. En la parte a blanco y negro se hace un balance de luces y contraste; en la de color, como el material tiende irse a los rojos o a los verdes, se busca un balance, respetando el cómo era la filmación en esos formatos durante esa época. No se trata de rehacerlo ni dejarlo nuevo, porque así puede perder cierta textura que es parte de la historia del documento y de parte de lo que quiso hacer el director".

"Por ejemplo, tras ver todos los documentales de Alfonso Muñoz nos dimos cuenta de que varios los filmó con la misma cámara; esto porque en ellos siempre hay del lado superior derecho un pelo, y ese es un pelo de cámara, de que no se había limpiado bien el lente. Ese podría considerarse un daño, pero finalmente es parte de la historicidad de la obra, de un momento y de identificar que lo hicieron con el mismo equipo, y por ello ese pelo no se tocó, porque es parte de la película, es casi como el sello de que son del mismo director y producción", concluye López.

Los filmes pueden ser consultados en la videoteca digital de la Cineteca, e inclusive algunos están disponibles en YouTube. Para su préstamo se debe pedir autorización tanto al INAH como a la Cineteca, "lo cual es fácil. Es solo una cuestión de papeleo".

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.