Rescatan 20 carnívoros grandes y operan de nuevo a oso "Invictus"

En septiembre, 14 serán trasladados a santuario de Denver, Colorado.
Fue recuperado de un zoológico de Veracruz.
Fue recuperado de un zoológico de Veracruz. (Daniel Cruz)

México

El titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Juan José Guerra Abud, aseguró que el maltrato animal no se debe tolerar, por lo que fortalecerá su protección. Ello al hacer un recorrido de supervisión en la Primera Unidad de Rescate, Rehabilitación y Reubicación de Fauna Silvestre, de Pachuca, donde
se restablecen 20 ejemplares decomisados en condiciones de maltrato, entre ellos el oso Invictus y un tigre que no puede caminar.

El recorrido lo hizo con el gobernador de Hidalgo, José Francisco Olvera, y el subsecretario de Recursos Naturales de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), Alejandro del Mazo.

Ahí se restablecen cerca de 20 ejemplares de grandes carnívoros decomisados en condiciones de maltrato o por no demostrar su legal procedencia. Entre ellos se encuentra el oso Invictus, la leona Morelia y ahora un nuevo paciente: el tigre Cucho, extraído de un zoológico de Veracruz, el cual no puede caminar.

De los 20 ejemplares, 14 han sido rehabilitados y el próximo 25 y 26 de septiembre serán trasladados al Wild Animal Sanctuary, ubicado en Denver, Colorado, el santuario más grande del mundo.

Nueva cirugía

A un mes de  haber sido sometido  una cirugía para  colocarle un implante de titanio para reconstruir su quijada, el oso americano rescatado del Harley Circus, en Yucatán, se recupera favorablemente y será sometido a otra operación en las próximas semanas para concretar la reconstrucción de su quijada con hueso extraído de su cadera.

“Estamos esperando que acabe de cicatrizar para planear la segunda fase, en la que intentaremos reconstruir los centímetros restantes de la mandíbula y en ese momento no solo colocarle una prótesis de titanio, sino hueso de la cadera para que finalmente tenga una mandíbula de hueso”, explicó Ignacio Calleja, cirujano maxilofacial.

Tras la cirugía, Invictus incrementó su peso de 80 kilos a 120 kilogramos, debido a que ya se le dan alimentos sólidos y no solo papillas. “Está alimentándose entre otras cosas con salmón, es su favorito. Come alrededor de 16 kilos diarios, más sus vegetales, arroz y otros”, agregó el médico.

Mientras Invictus se restablece, los especialistas de la unidad de rescate también atienden a Cucho, un tigre de Bengala de siete años que Profepa retiró del zoológico Miguel Ángel de Quevedo de Veracruz, ya que presentó problemas para caminar desde hace medio año, al punto de tener una semiparálisis que lo obligaba a arrastrarse.

Los especialistas confían en que no será necesario intervenirlo para aliviar su semiparálisis, que en un inicio catalogaron de un  problema congénito.

De marzo a la fecha, la Profepa ha depositado nueve ejemplares de fauna silvestre en dicha unidad, cinco fueron asegurados a particulares, uno proviene del zoológico de Veracruz y tres fueron decomisados a dos circos, el Harley Circus de Yucatán y el circo Daniel Atayde de Jalisco.