Quiero que me regresen las obras de mi marido: Brígita Anguiano

La viuda de Raúl Anguiano habla sobre las condiciones en que se encuentran las 35 obras que le donaron a la Presidencia de la República en 2011.
“Qué daría por tener el "Autorretrato" de Raúl o el retrato de su madre y hermano aquí en la casa y no en una bóveda”.
“Qué daría por tener el "Autorretrato" de Raúl o el retrato de su madre y hermano aquí en la casa y no en una bóveda”. (Octavio Hoyos)

México

Brígita Anguiano, viuda del pintor jalisciense Raúl Anguiano (1915-2006), quiere que le devuelvan algunas de las 35 obras que donó, a solicitud de su marido, a la Presidencia de la República en 2011 y que hoy, al parecer, se encuentran en las bodegas de Palacio Nacional.

Dice que las quiere ver de nuevo, aunque sean aquellas que Luciano Cedillo, conservador del Palacio Nacional, le dijo que no entrarían en los planes para una exhibición que se realizaría en una galería de sitio del lugar, como Autorretratro (1947), Mi madre y mi hermano Pepe (1948)  y Guerra y paz (1967). La primera obra donada fue en 2010, como parte de las conmemoraciones del Bicentenario de la Independencia de México.  

Sentada en uno de los sillones de la sala de su casa, elegantemente vestida de negro, con un amplio collar sobre su cuello, a esta mujer le brillan los ojos cada vez que habla de su esposo y de algunas de sus pinturas.

En entrevista con MILENIO recuerda las condiciones del contrato que firmó con la entonces primera dama Margarita Zavala, para donar las obras, y los homenajes por el centenario del natalicio de su marido.

¿En qué año se donaron las 35 obras a la Presidencia?

Raúl Anguiano falleció el 13 de enero de 2006. En noviembre de 2007 le mandé una carta al presidente Felipe Calderón hablando del deseo del maestro de donar algunas de sus obras al pueblo de México. En marzo de 2008 comencé a hablar con el INBA. Un año después el instituto me comentó que no podían tener un nuevo museo. En abril de 2009 tuvimos una cita con Consuelo Sáizar, presidenta del Conaculta, y Sergio Vela, quienes nos guiaron sobre el tema. En septiembre de 2011 formalizamos la documentación entre Los Pinos y yo, con Margarita Zavala, quien firmó el contrato donde se estipulan las condiciones en las que deben estar los lienzos de Anguiano en Palacio Nacional. Desde entonces la obra ha estado en la bóveda del lugar.

¿Quién es la persona que le ha dicho que no todas las obras de Raúl Anguiano se pueden exhibir?

El actual director de conservación del Palacio Nacional, Luciano Cedillo.  Me ha dicho que no todas las obras de Anguiano se pueden exhibir. Al preguntarle dónde quedarían, me respondió que podrían colgarse en las oficinas del lugar, con lo cual no estoy de acuerdo ni es lo que querría el maestro. Son seis obras que me gustaría que me regresaran: qué daría por tener el Autorretrato de Raúl Anguiano o el retrato de su madre y hermano aquí en la casa, y no en una bóveda. Me han asegurado que las obras están en buen estado, pero deben encontrarse algo traqueteadas por tanto viaje.

¿Cuáles son las condiciones establecidas en el convenio?

En el contrato se estipula que las 35 obras deben exhibirse siempre juntas en Palacio Nacional. Pueden ser prestadas e itinerar por diferentes museos y lugares, pero a los dos años tienen que regresar a Palacio Nacional. La donación fue a la Presidencia de la República.

¿Ha tenido contacto con alguna autoridad para que le explique cuáles son las condiciones físicas de las obras embodegadas?

Le pedimos una cita a Luciano Cedillo. Hemos tenido reuniones. Nos ha dicho que no hay manera de regresarnos la obra donada, que ya es propiedad de la nación. También he ido con Rafael Tovar y de Teresa, presidente de Conaculta, quien le solicitó a María Cristina García Cepeda, directora del INBA, ver el caso, y ésta a su veza le pidió a Magdalena Zavala, directora de Patrimonio del instituto, dar seguimiento al tema. Magdalena se reunión con Cedillo. Me entregaron una carta donde se acordaba la disposición a prestar la obra a alguna institución, pero también donde se me aclaraba que no me podían regresar nada.

¿Qué homenajes se realizarán para conmemorar el centenario de su marido?

Los que ya tienen fecha son: hoy, en el Museo Casa Grande, de la Universidad Autónoma de Hidalgo —donde Anguiano tuvo su doctorado honoris causa—, se realizarán mesas redondas, charlas y una amplia exhibición en torno a su figura; la Academia de las Artes también le realizará un reconocimiento, junto al INBA, el 28 de abril en el Museo de San Carlos; un día después se presentará el libro Las cuatro estaciones del muralismo de Raúl Anguiano, en la sala Manuel M. Ponce, del Palacio de Bellas Artes. El 17 de julio, en el Museo Latinoamericano de California, será inaugurada una muestra.