La reforma protestante se celebra con dos conciertos

El Seminario Teológico Presbiteriano de México cumple ya 134 años; esta iglesia tiene más de dos millones de fieles en el país.
El director tamaulipeco.
El director tamaulipeco. (Paola García)

México

Para iniciar la celebración de los 500 años de la reforma protestante en el mundo y el 134 aniversario del Seminario Teológico Presbiteriano de México (STPM), los días 14 de mayo y 4 de junio Sergio Cárdenas Tamez (Tamaulipas, 1951) dirigirá dos conciertos conmemorativos, anunció el presbítero Isaac López Jiménez, rector del STPM.

El compositor y concertista, el único mexicano que ha sido titular de las orquestas sinfónicas de Hof, Alemania, y de la Universidad de Música Mozarteum, de Salzburgo, dirigirá el primer concierto en el Seminario Teológico. Parte de ese programa incluirá el motete sagrado "No hay verdadera paz en este mundo sin rencor", catalogado como una de las más hermosas composiciones de Vivaldi.

El segundo concierto de Cárdenas Tamez será en el templo El Divino Salvador, construcción del siglo XVII, en el Centro Histórico. Esta celebración es musical para recordar que también compositores como Johann Sebastian Bach y Ludwig van Beethoven fueron protestantes y realizaron grandes aportaciones a la humanidad.

Los 500 años de la reforma protestante parten del 31 de octubre de 1517, cuando el teólogo alemán Martín Lutero (1483-1546) expuso sus 95 principios en la puerta de la iglesia de Wittenberg, en Alemania, donde protestaba por la frivolidad de las altas jerarquías de la Iglesia católica, y por el otorgamiento de bulas eclesiásticas que concedían indulgencia a quienes tuvieran los recursos para comprar el perdón, precisó el rector del STPM.

"Hablar de la reforma —no solo de la reforma religiosa— es hacerlo de la libertad de la educación; antes, para que una persona estudiara, se tenía que volver monje, y fue gracias a la reforma protestante que la educación salió de los monasterios, y con ello, el pensamiento protestante generó una libertad de pensamiento. Por eso para nosotros es importante celebrar en México: porque desde 1882 somos parte de un concierto protestante, reformado y universal".

A esta conmemoración se sumarán los dos millones de presbiterianos que acuden a profesar su fe en los 6 mil templos que existen en México.