Marcan tendencia en internet y pagan las consecuencias

Cinco minutos de fama en redes sociales que trascienden en aspectos sociales y laborales, íntimos de cada persona.

Monterrey

Al navegar por internet podemos percatarnos de que abundan historias virales que involucran situaciones ridículas, clasistas, cómicas, íntimas o incluso trágicas de personas que quedan expuestas ante el mundo, pues, a raíz de la masificación de las nuevas tecnologías y las redes sociales, ha incrementado también el cyberbullying.

Estas historias se vuelven trending topic durante cinco minutos, hasta que llega un nuevo video o una nueva imagen a suplantarlo; sin embargo, las consecuencias persisten más allá de esos cinco minutos de fama.

Uno de los primeros videos en marcar esta tendencia fue "Edgar se cae", publicado en el año 2006 en Youtube; 10 años después, muchas publicaciones como ésta han alcanzado una popularidad inimaginable.

Tan sólo en este 2016 es difícil recapitular esas historias virales, pero existe una corriente que comenzó a intensificarse en el último año y que ha generado un impacto en la vida de quienes las protagonizan: los llamados Ladys y Lords del internet.

Identificados como personas clasistas o que proyectan algún tipo de superioridad se les ha otorgado ese título en referencia a la nobleza en el Reino Unido, aunque con un tono de crítica.

El primero en convertirse en trending topic en México fue el de #LadyReportera, el 28 de junio del 2016, en donde Lydia Cumming perdió su trabajo y fue perseguida en redes sociales por una fotografía en la que dos vecinos la cargaban para evitar que se mojara en una inundación.

Otro de los casos más sonados fue el de #LadyCoralina, cuando Emma Alicia Paz fue expuesta en internet por besar a otro hombre en su despedida de soltera, tras esta publicación se canceló su boda (aunque ahora sigue en pie), e incluso usuarios de redes sociales unieron fragmentos del video y fotos para descubrir a quien había grabado el video.

#Lady100pesos, llamada Lorena Aguirre Rodríguez, fue grabada en estado de ebriedad cuando tras chocar con vehículos estacionados intentó "comprar" a los policías con 100 pesos, de ahí el apodo.

Lorena emitió después una disculpa, en la que aseguró sentirse muy avergonzada por sus actos, luego de ser enjuiciada por la opinión pública.

En cuestión de segundos, historias como éstas se han convertido en trending topics, que más allá de ser situaciones ajenas para quienes observan detrás de una pantalla, se ha desarrollado una actitud de audiencia activa que se involucra en cada caso, y para bien o para mal, impacta en la vida de las personas.

FSAD