Aunque sin recursos, los teatros no se venden: IMSS

David Palacios Hernández, director de Prestaciones Económicas y Sociales, precisa que tan solo el año pasado los 38 recintos generaron alrededor de 18 millones de pesos.
Las autoridades reconocen que “las condiciones de mantenimiento no son las óptimas”.
Las autoridades reconocen que “las condiciones de mantenimiento no son las óptimas”. (Mónica González)

México

Las autoridades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) confirman a MILENIO que ninguno de sus 38 teatros, que se encuentran a lo largo y ancho del país, se pondrá a la venta, a pesar de la situación financiera por la que atraviesa la institución.

“Algo muy importante que debe saber el público es que no estamos pensando en cerrar los teatros, no estamos pensando en venderlos, no hay ninguna instrucción de la administración del instituto por cerrar este beneficio; al contrario, lo que queremos es abrirlos y que más gente los conozca”, aclaró David Palacios Hernández, director de Prestaciones Económicas y Sociales del IMSS.

Ante la crítica de la comunidad teatral, que señala que los teatros del IMSS están en mal estado, y que el presupuesto se ha destinando a la compra de medicamentos, el funcionario sostuvo que no es real esa percepción.

“Eso no es correcto: desde 1977, cuando se creó el Fideicomiso Teatro de la Nación, esa instancia independiza los ingresos de los teatros y te permite invertirlos en los mismo foros”.

Precisó que tan solo el año pasado los 38 teatros generaron alrededor de 18 millones de pesos,  y esos recursos son utilizados para atender las necesidades de dichos espacios.

“Nada de ese dinero, ni un peso, se pasa a otras áreas del IMSS; por eso se creó ese fideicomiso, para que fuera un organismo aislado. Es más, parte del mantenimiento de los teatros, en la actualidad, está a cargo de las delegaciones del instituto y más bien es al contrario, las delegaciones le tienen que poner un poquito de dinero a los teatros.

“No es que el dinero se haya ido a otras cosas, simplemente no hay porque los teatros no generan. Y está bien, nosotros no queremos hacer un negocio del teatro, lo que queremos es que la que gente vaya a los foros teatrales”.

Ello no significa que el IMSS esté pensando en cerrar los teatros, subrayó el funcionario.

No están abandonados

David Palacios Hernández, director de Prestaciones Económicas y Sociales del IMSS, dijo que los 38 teatros que opera el instituto desde 1958 no están abandonados: “sí, las condiciones de mantenimiento no son las óptimas, tenemos muchas áreas de oportunidad y es en lo que queremos trabajar mucho este año. Lo que queremos es que la gente los conozca, que asista y que los teatros, de preferencia, no nos cuesten”.

Indicó que la situación financiera del instituto no gira alrededor al sistema de teatros: “Nosotros lo vemos como un tema que el IMSS tiene que dar a la población para cumplir con su mandato de bienestar social. Pero nosotros quisiéramos que fueran lo más rentables posibles y estamos siguiendo las líneas estratégicas para potencializar su uso”.

A pesar de que no cuentan con los grandes recursos, ya que el presupuesto para toda la red de teatros es de apenas 18 millones de pesos, empezarán a restaurar y a dar mantenimiento con lo que se vaya obteniendo por la venta de boletos en taquilla, adelantó el titular de Prestaciones Económicas y Sociales del Seguro Social.

El plan del instituto es seguir comercializando los teatros Julio Castillo, Isabela Corona, Legaria e Hidalgo, explicó Palacios Hernández.

“Recientemente, en febrero, el Honorable Consejo Técnico nos autorizó un nuevo esquema de recuperación de cuotas, que incluye una cuota variable  de las entradas, de alrededor del 10 por ciento. Eso nos permitirá saber cuánta gente nos visita, conocer la afluencia, y saber el éxito mayor o menor de una obra”.

El compromiso del IMSS es que toda cuota que entre por una cuota variable se reinvierta en el mantenimiento.

Promoción a través del Conaculta

El acuerdo de colaboración entre el IMSS y el INBA empezó a operar desde marzo; primero con el teatro Isabela Corona; el segundo iniciará en este abril, con el Julio Prieto, y en mayo, con el teatro Legaria.

Se quedó atrás el esquema en que un solo productor tenía el esquema de propiedad del teatro, que por los resultados no le convinieron al IMSS, debido a que la afluencia a los teatros bajó considerablemente, indicó David Palacios Hernández, director de Prestaciones Económicas y Sociales del IMSS.

“Acordamos hacer un esquema nuevo, en el que el INBA pueda incluir todas sus ofertas culturales para que haya diversidad en los teatros y se trabaje con temporadas cortas. Nosotros le dijimos: ‘te vamos a dar en administración el teatro para que puedas hacer tu programación y puedas incluso subarrendarlo a otros productores y en este acuerdo iremos 50/50 de los ingresos’, así se claro y así de sencillo”.

Esa una manera de motivarlos a que promuevan y cuiden los teatros, de hecho los jurídicos están trabajando para que en las próximas semanas José Antonio González Anaya, director general del IMSS, y Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), firmen un convenio de colaboración para promover el arte y la cultura.