¡A recorrer las calles del Centro Histórico entre difuntos!

La Fundación del Centro Histórico y la Universidad del Claustro de Sor Juana impulsan el Concurso de Ofrendas de Muertos.

México

La idea principal fue recuperar algunas calles y plazas del Centro Histórico de la Ciudad de México, en conjunto con otras acciones, pero la respuesta ha sido tal que el Concurso de Ofrendas, organizado por la Fundación del Centro Histórico, poco a poco se convierte en un referente para estos días.

Así, desde hace 13 años, la calle de Regina, y ahora algunas otros espacios peatonales, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, es un espacio de visita ineludible para quienes gustan de conmemorar el tradicional Día de Muertos.

De acuerdo con Adrián Pandal, director de la Fundación del Centro Histórico, uno de sus objetivos primordiales siempre ha sido la revitalización de la zona, buscar que la gente regresara a sus espacios públicos, donde el certamen ha jugado un papel fundamental, porque al mismo tiempo se revalora la tradición, los símbolos mexicanos, y se logra que los mismos vecinos salgan y convivan, “porque también se daba que los vecinos no se saludaban, no se conocían, incluso había hasta cierto temor”, dijo.

El certamen es el eje de una serie de actividades que tienen como propósito el revalorar formas tradicionales, al tiempo de establecer el diálogo con propuestas contemporáneas, acompañado de una muestra gastronómica y presentaciones lúdicas y recreativas.

“El Día de Muertos ha persistido en nuestro país por ser una tradición forjada sobre siglos de raíz cultural, que con el paso del tiempo se enriquece con nuevos elementos y formas de expresión”, destacó Pandal.

En el concurso se reparten premios por más de 70 mil pesos, repartidos en tres categorías: Ofrendas tradicionales, contemporáneas e infantil; en el contexto también se lleva a cabo un concurso de calaveras literarias, organizado por la Universidad del Claustro de Sor Juana, donde se erigirá un altar dedicado a la décima musa y a José Guadalupe Posada, sobre lo que habló su rectora, Carmen Beatriz López Portillo.

“Festejo la iniciativa de la Fundación, porque es una forma de continuar con nuestras tradiciones recrear el juego y el coqueteo con la muerte. Desde el inicio hemos participado y desde hace algunos años organizamos el juego de calaveras, que relaciona la palabra con la muerte y esta forma de aproximarse a la realidad que es la poesía, pero desde la gratuidad, desde el juego y la imaginación”, dijo López Portillo.

De alguna manera, como dijera Alfonso Miranda Márquez, director del Museo Soumaya, honrar a nuestro pasado es una forma de honrarnos a nosotros mismos, a partir de la relación que tenemos con nuestros ancestros.

“En México, a diferencia de otras latitudes, también latinoamericanas, por esta presencia que tenemos tan fuerte de nuestro pasado prehispánico hay un tipo de ofrenda a la cual se suma también la presencia española, judeocristiana, y hoy en día seguimos viendo esta relación que ya nos es propia”, dijo Miranda Márquez.

Para participar tanto en el Concurso de Ofrendas como en el de Calaveras Literarias se puede consultar las bases en www.fundacioncentrohistorico.com.mx.