Reconocen dos décadas de oficio de Jesús Alejo Santiago

“Los reporteros cumplimos una tarea muy importante, somos difusores de la cultura”, dijo el también colaborador de MILENIO.
El comunicador al momento de recibir su reconocimiento.
El comunicador al momento de recibir su reconocimiento. (Especial)

México

En los medios mexicanos hace falta valorar al reportero cultural, ese que sale a la calle para contribuir a la difusión en un país donde, por cierto, se lee muy poco, menos de tres libros al año. La reflexión es de alguien que ha hecho ese trabajo cotidiano durante 20 años.

Jesús Alejo, egresado de la Escuela Nacional de Estudios Profesionales Aragón, comenzó a trabajar en 1994 en el departamento de información cultural de Radio Educación. Dos décadas después, puede contar, por citar a un Nobel de Literatura, historias de Gabriel García Márquez: "Lo vi llegar a una noche de gala en el centenario del cine mexicano, a donde las mujeres vestían de largo y los hombres de corbata y frac, con su característico traje colorido y quitándole la solemnidad al acto".

Alejo recibe ahora, de parte de Radio Educación, un reconocimiento por sus 20 años de trabajo continuo como reportero cultural. Por eso mismo, más allá de las anécdotas acumuladas, lo que le interesa es la justa valoración de la labor reporteril. "Los reporteros cumplimos una tarea muy importante, somos difusores de la cultura. Esa es nuestra función primera en una país donde se lee poco, donde se va al teatro pero casi siempre al comercial y difícilmente se acude al teatro universitario o donde se va al cine a ver las películas churros pero no vamos a la Cineteca".

Además de Radio Educación, Alejo también ha sumado años como reportero en medios escritos: lleva una década en la sección cultural de MILENIO. Se sabe un privilegiado porque en ambos medios ha encontrado algo que él llama "vocación por la difusión de la cultura". De hecho, el reconocimiento al reportero se da en el marco del 90 aniversario de la estación, la cual retoma el espíritu vasconcelista de la radio como una herramienta para la cruzada educativa y cultural de México, según se lee en un comunicado publicado ayer.

Y de MILENIO, Alejo acota: "Hay que recordar que somos de los pocos periódicos que seguimos teniendo un suplemento cultural; y seguimos siendo una sección cultural, no nos hemos integrado a ninguna otra sección, tenemos el mismo espacio desde que surgió el periódico, me parece que somos privilegiados en ese sentido".

Pero en un balance general y con la experiencia de sus 20 años de calle, Alejo sabe que la prensa mexicana suele tener a la difusión cultural como una de sus debilidades. "Hay casos en los que la información cultural está en dos paginitas en las que además tienen que publicar los asuntos de ciencia. Eso hace que uno o días a la semana no se publique información cultural, eso ya te dice qué está pasando".

El análisis no es ingenuo, por el contrario, tiene implícita una propuesta: "Partimos del hecho de que la gran mayoría de los medios de comunicación son empresas y como tal si no venden no tienen para pagarte, esa es la lógica con la que se vive", reconoce el periodista.

"Aquí el problema es que las editoriales difícilmente quieren aportar en publicidad en medios y las universidades no cuentan con tantos recursos para comprar espacios. Eso provoca un círculo vicioso".

Una solución ideal aunque utópica es que los medios culturales partieran de la lógica del servicio público, no empresario. Pero como eso no sucede, Jesús Alejo propone otra solución: reconocer al reportero cultural. "Nosotros satisfacemos la necesidad de la gente que está buscando información. Y si nos leyeran más, se necesitarían más páginas. Así, en la medida en que se reconozca a ese trabajador de la cultura, se romperá el círculo vicioso".

Jesús Alejo Santiago fue reconocido junto con otros 20 trabajadores de Radio Educación en una ceremonia donde estuvieron el Lic. Francisco Cornejo Rodríguez, secretario ejecutivo del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes; el Lic. Antonio Hernández Brito, coordinador nacional de Relaciones Laborales del Conaculta, así como Antonio Tenorio Muñoz Cota, director general de Radio Educación.