Reconocen a músicos con la Medalla Mozart

Alfredo Mendoza, Virgilio Valle, Anatoly Zatin y Luz María Puente, entre los galardonados.
Fernando Lozano, Pepita Serrano y Leonardo Villeda.
Fernando Lozano, Pepita Serrano y Leonardo Villeda. (Mónica González)

México

Durante la entrega de la Medalla Mozart 2015, algunos presentadores debieran haber recordado lo que alguna vez dijo el genio de Salzburgo: "Hablar bien y con elocuencia es un gran arte, pero igualmente grande es saber el momento adecuado para parar".

Al menos sus halagos no eran gratuitos: los galardonados han entregado vida y alma a la música. El lunes en la noche, en el Conservatorio Nacional de Música, se otorgó reconocimiento in memoriam al director Mateo Oliva; en la categoría de intérpretes, recibieron medalla el director coral Alfredo Mendoza y el pianista Anatoly Zatin. Por mérito y trayectoria fueron distinguidos el violinista y director de orquesta Virgilio Valle y las pianistas Luz María Puente, Nadia Stankovitch y Gellya Dubrova. Pepita Serrano recibió la medalla por su labor altruista a favor de la música.

En entrevista, Zatin dijo que se trata de "la máxima distinción para quienes trabajamos en la música académica", además de que lleva el nombre de "un fenómeno musical de todos los tiempos". Conmovido, Mendoza afirmó: "La música ha significado mi vida. Si preguntan por qué no me casé, es porque me casé con la música, precisamente".

La maestra Puente, cuyo hijo Ignacio Jorge Federico Osorio ganó antes la misma medalla, dijo con humor cautivante: "El piano es mi vida. ¡Yo digo que tengo un amante negro y todos los días tengo que ver con él! Tengo 91 años y sigo dando clases. Lo he hecho toda mi vida".

La música y la ópera son todo para Pepita Serrano, cuya labor filantrópica en apoyo a los talentos mexicanos es reconocida: "Si no tienes música en tu corazón la vida no vale la pena —indicó—. Me mueve apoyar al talento de este país y convocar a más gente a que nos ayude. Un niño que toque un instrumento, que se acerque al arte, no se acercará a un revólver. Y ahora que estamos viviendo estos momentos difíciles, debemos juntarnos todos para hacer más música".

La Orquesta Filarmónica 5 de Mayo, dirigida por Fernando Lozano, interpretó el Réquiem de Mozart. En el concierto, dedicado a la memoria de Luis Herrera de la Fuente, Erika Kubacsek y Héctor Quintanar, participaron también los cantantes Leonardo Villeda, Jesús Suaste, Lourdes Ambriz y Encarnación Vázquez.