La raíz del sol, como la huasteca llega a Sudamérica

Editado en Colombia el libro de Rubén Velázquez que toma a Platón Sánchez como protagonista de la trama, es desconocido aún en México.
El escrito Rubén Velázquez.
El escrito Rubén Velázquez. (Erik Vargas)

Tampico

La raíz del sol, segundo libro de Rubén Velázquez desde el inicio huele a huasteca, sabe a huasteca, se siente hasta el calor y el sudor de la región.

Desde las primeras palabras la lectura emite el aroma del adobe y la humedad, la fauna y la vegetación, la pobreza de los pueblos autóctonos en el siglo XIX y su arraigado sentido religioso que ha distinguido a toda la margen del Pánuco, pero que se origina en Tempoal como un pueblo mágico y real, de donde se erige Platón Sánchez.

Maestro de oficio, Rubén Velázquez Martínez desmitifica al héroe de reforma, lo contrapone con la cruda identidad del huasteco y su relación con Benito Juárez que a su vez, lo orilla a asumir los riesgos de un país convulsionado por su propia falta de identidad.

La riqueza del texto, el alto bagaje lírico que asume a posicionar al lector en el mismo sitio que el escritor conoció como su tierra, y el contexto histórico en que se desenvuelve la historia y que llevó a la muerte de Platón y la mitificación de Juárez, son los que lograron que el libro se produjera por Editorial Oveja Negra de Colombia y se distribuyera en ciudades de Sudamérica, antes que en México.

"Es una de las primera novela de la huasteca, si hay novela escrita en la huasteca, pero no novela con el sabor huasteca, en esta novela vamos a encontrar el sabor huasteco a través de la gastronomía, flora, fauna, modos dialectales, un intento de recogerlo y retomarlo para llevarlo a novela... luego desdeñamos nuestra posición regional, nos alejamos de ella, pero tiene identidad e identificación con otros pueblos, como el centroamericano y sudamericano".

El libro es una novela, lo subraya el maestro, pero sitúa la época de conflictos sociales del México post independencia y desmenuza, tras años de investigación, a personajes históricos y sobrepone un reconocimiento al héroe de la huasteca.

"Fue un héroe (Platón Sánchez) de la Reforma, uno de los custodios de Benito Juárez en su periplo hasta su paso a lo que hoy es Ciudad Juárez, pero también es una historia de amor, una historia de guerra que intenta capturar todas las tribulaciones que el México decimonónico pasó, principalmente las invasiones francesas, la invasión norteamericana y el sometimiento del imperio de tres años de Maximiliano, esas luchas convulsas que le fueran dando forma a nuestra nación" explica.

El lenguaje del opresor y el oprimido, el choque de las culturas, las lenguas, usos y costumbres encimados, un patriotismo mezclado que surge desde el campo, entre milpas y mesas con zacahuitl, y espíritu tejido en zapupe.

"El personaje se echa a andar desde la huasteca en su niñez y llega un círculo de convivencia con los próceres más reconocidos de la Reforma. Egresado del colegio militar participa en las batallas del 5 de mayo en Puebla, en la reforma, y contra el imperio de Maximiliano".

Rubén Velázquez entiende el riesgo de haber buscado una editorial extranjera, pero finalmente alcanzó un reconocimiento literario, pero sobre todo la identificación cultural de América.

"La identidad huasteca la tomó como suyo el pueblo colombiano, por eso fue aceptada por el consejo editorial (Oveja Negra)".

Pero el libro es huasteca, como lo dice él mismo, sabe a huasteca, por eso busca el reconocimiento en su tierra, no de él, sino de su libro, de la historia, del propio Platón, pero entiende las limitantes.

"No se conoce en México, es desconocida, quiero que llegue a las huasteca, que lo reconozcamos como nuestro, como identidad de nuestra tierra, es un libro que debe estar en la huasteca"

"Somos pocos dados a acercarnos a la lectura, pocos lectores, no somos un pueblo que nos acercamos a las artes, es una minoría, una élite los que buscamos tener acceso al arte, eso es un punto equivocado, generalmente le echamos la culpa al gobiernos a las instituciones a los maestros, el principal protagonista somos nosotros".

La Raíz del Sol ya se presentó el pasado 22 de abril en la ciudad de Bogotá, en la feria nacional de libro de Colombia. Se distribuyó en 25 ciudades de ese país y otras 25 de América del sur,

Será presentado durante la primera semana de agosto en la Claraboya Literaria de Tampico; la segunda semana de ese mes en Pánuco; en septiembre 10 con motivo de las fiestas de Fundación de Pueblo Viejo en ese municipio, en octubre en Tantoyuca y está por definirse en Tempoal la cuna de Platón Sánchez. Luego en Orizaba, Xalapa y Córdova. Su primer libro fue una compilación de cuentos acerca del magisterio editado en Sinaloa y que agotó su tiraje.