Tovar y de Teresa, la cultura como proyecto

El presidente Peña Nieto encabezará mañana un homenaje en el Centro Nacional de las Artes a quien considera “incansable promotor de México”.
Sus restos serán cremados hoy a las 18:00.
Sus restos serán cremados hoy a las 18:00. (Claudia Guadarrama)

México

Más de cuatro décadas dedicadas a la promoción cultural llegaron a su fin con la partida de Rafael Tovar y de Teresa, quien será homenajeado la tarde de mañana en el Centro Nacional de las  Artes (Cenart), donde se espera la presencia del presidente Enrique Peña Nieto, quien fue el encargado de confirmar la noticia en su cuenta de Twitter: “Me uno a la pena que embarga a la familia de Rafael Tovar y de Teresa, quien fuera el primer Secretario de Cultura y un gran ser humano.

“Servidor público de excepción, fue un apasionado e incansable promotor de México y su cultura en el mundo. Te vamos a extrañar, Rafa”.

El funcionario falleció a las 5:20 de la mañana de ayer, víctima de un mieloma múltiple que atacó su columna vertebral.

Por su contribución a la creación de las instituciones culturales del país, Peña Nieto encabezará el homenaje a Tovar y de Teresa mañana a las 15:00 en el Cenart, espacio impulsado por él.

Fernando Tovar y de Teresa anunció, acompañado por los hijos del secretario de Cultura, Rafael y Leonora: “Sus hijos, nietos, su esposa Mariana y sus familiares estamos muy agradecidos con las múltiples muestras de cariño que ha habido y agradecidos con este gesto que ha tenido el Presidente de la República al considerar este reconocimiento a la trayectoria, al tiempo que le dedicó mi querido hermano Rafael al trabajo para impulsar el desarrollo de la cultura y la creación de la Secretaría de Cultura”.

El cuerpo del secretario de Cultura será cremado hoy a las 18:00.

DE CRÍTICO A EMBAJADOR

El escritor, historiador y diplomático fue funcionario cultural de principio a fin, aun cuando entre sus pasiones siempre estuvieron manifestaciones artísticas, especialmente la música y la historia.

Nació en la Ciudad de México en 1954, hijo de Rafael Tovar y Villa Gordoa y de Isabel de Teresa y Wiechers. Culminó la licenciatura en derecho en la Universidad Autónoma Metropolitana, y siguió sus estudios en la Sorbona y la Escuela de Ciencias Políticas en París.

Fue crítico musical para el suplemento cultural de Novedades entre 1972 y 1973, para luego convertirse en jefe de Relaciones Culturales de la Secretaría de Hacienda y asesor del director general del INBA de 1974 a 1978.

Después fue director general de Asuntos Culturales de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de 1979 a 1982, ministro en la Embajada de México en Francia durante cuatro años y asesor del titular de la SRE de 1987 a 1988.

A partir de aquel año se integró al sector cultural, donde fue director del INBA, coordinador de Asuntos Jurídicos del recién fundado Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) en 1989, y posteriormente coordinador de Asuntos Internacionales del propio Consejo entre 1990 y 1991.

Tras haber estado al frente del Conaculta de 1992 a 2000, etapa de consolidación del organismo, se desempeñó como embajador de México en Italia.

IDA Y RETORNO

Tras la derrota del PRI, Tovar y de Teresa dejó la presidencia del Conaculta. Se dedicó a la escritura, tuvo un breve paso por la Comisión del Bicentenario y hasta presidió el Premio Lipp, pero con el retorno de ese partido al poder, volvió a asumir la presidencia del Conaculta.

En diciembre de 2012 dijo: “La aparición de las nuevas tecnologías y la posibilidad de hacer llegar el trabajo cultural a millones de personas solo tiene paralelo con la aparición de la imprenta en la época del Renacimiento. Eso se convierte en un enorme reto para mí. El otro serían los contenidos, pero México es un país con un enorme talento y creo que podremos hacer llegar el arte y la cultura a mucha gente”.

En septiembre de 2015, Peña Nieto propuso la creación de la Secretaría de Cultura, cuya aprobación se dio en el Senado el 15 de diciembre, si bien la promulgación del reglamento se dio más de un año después. Tovar y de Teresa se convirtió en el primer secretario de Cultura federal, aun cuando debido a problemas de salud sus apariciones públicas disminuyeron de forma gradual en 2016.

Nunca fue confirmado oficialmente que padeciera cáncer. Pero cuando estaba por cumplir 63 años de edad, Tovar y de Teresa dejó de existir. Queda su trabajo.