Presenta la CND puestas bajo nuevo director

Bajo la dirección de Mario Galizzi, su nuevo titular, la Compañía Nacional de Danza presenta 'Las sílfides' y 'Raymonda', obras rusas que se presentarán en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris. 
Escena de 'Raymonda'.
'Raymonda'. (Cortesía Compañía Nacional de Danza)

Ciudad de México

A inicios de año, la Compañía Nacional de Danza transitaba por algunas dificultades: todo su cuerpo de bailarines pedía la salida de su entonces directora, Laura Morelos. Pero hoy, bajo la dirección de Mario Galizzi, su nuevo titular, la CND continúa ofreciendo espectáculos que impulsan la exploración tanto de nuevas expresiones dancísticas como de aquellas ya consagradas como clásicas. Ejemplo de ellos son Las sílfides y Raymonda, obras rusas que se presentarán el 24 y el 25 en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris. 

“Estamos trabajando con el nuevo director, el maestro argentino Mario Galizzi que es muy reconocido en el mundo del ballet, él se ha encargado de planificar estas funciones y ha trabajado directamente con maestros y los bailarines; es un momento en el que la compañía se está adaptando a él, y creo que esta nueva etapa ha hecho que los bailarines estén con mucho entusiasmo, expectativa y que tengan sus metas muy claras en cuanto a mejorar, trabajar, pulir e ir perfeccionando su técnica”, dijo a MILENIO Natasha Lagunas, maestra de la compañía. 

El repertorio que la CND presentará en el Teatro de la Ciudad, tras concluir el domingo 19 con la temporada de La sílfide y el escocés, se conforma de dos partes: la primera consta de Las sílfides, del coreógrafo ruso Michel Fokine, considerada como una de las mejores obras del ballet blanco no narrativo; que será acompañada de los pas de deuxAzúcar, de El Cascanueces y El cisne negrode El lago de los cisnes, ambos con música de Chaikovski, y considerados como unos de los grandes clásicos. 

“Las sílfides no tiene un argumento, su dificultad estriba en el estilo pues el suyo específico es el neo romántico; las bailarinas jóvenes tienen el reto de entrar a un cuerpo de baile que requiere mucha precisión, musicalidad, conocer y dominar el estilo, porque el chiste de preservar obras históricas como ésta es para que se vean como las interpretaban hace 100 años”, agrega Lagunas. 

La segunda parte consiste en el tercer acto de Raymonda, donde se realiza el matrimonio de Raymonda y su prometido ante el rey amenizado por danzas húngaras. “Este es un ballet cuya música posee un toque centroeuropeo, y el que tenga las danzas húngaras permite que nuestros bailarines puedan desarrollarse en varios estilos además de del clásico”. 

Todas estas puestas en escena son las primeras que la CND realiza con Galizzi como director: en  La sílfide y el escocés el argentino se encargó de hacer la unión de la obra, el cuento en que se basa, la cuestión artística y el desarrollo de los personajes tuvieran; de lo que se presentará en el Teatro de la Ciudad se encargó de gran parte de los ensayos. 

“Galizzi ha sido muy bien recibido por los bailarines, y eso es muy bueno porque él lo que quiere, al igual que la compañía, es bailar, pues a eso nos dedicamos, y como la carrera de un bailarín es muy corta, de un máximo de 15 años, tenemos que aprovechar el tiempo y es muy bueno que los jóvenes tengan eso a conciencia”, concluye la maestra. 

Las últimas funciones de La sílfide y el escocés serán el 18  a las 13:00 y 19:00 horas y 19 a las 20:00 en el Palacio de Bellas Artes. Las sílfides, Azúcar, El cisne negro y Raymonda se presentarán el viernes 24 a las 20:30 y el sábado 25 a las 19:00 en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris (Donceles 36, col. centro).