Alistan detalles de El Puente de las Damas

Autoridades estiman que el diagnóstico de cómo se encuentra el hallazgo y la forma en cómo se podrá apreciar estará antes del 14 de febrero.
Retirarán la cáscara de concreto del vestigio ubicado en calle Colón para saber en qué estado se encuentra
Retirarán la cáscara de concreto del vestigio ubicado en calle Colón para saber en qué estado se encuentra (Enrique Vázquez)

Guadalajara

El proyecto de rescate del Puente de Las Damas y sus detalles se darán a conocer el 14 de febrero día en que se conmemora el aniversario 475 de Guadalajara, según informó Ignacio Gómez Arriola, arquitecto perito del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), quien es uno de los encargados de dar seguimiento a estas obras.

"Tuvimos una reunión el miércoles con las personas de Secretaría de Infraestructura y Obra Pública del estado de Jalisco (Siop) y su proyectista y se le encargaron unas nuevas calas para comenzar a limpiar la cáscara de lo que es el puente con el fin de conocer en dónde está fracturado y cuál es su estado. Eso nos va a permitir que podamos sacar la arena de alguno de los arcos para saber la profundidad que tiene, un aspecto que no lo tenemos identificado aún".

El experto dijo que se planeó hacer una cala "en un estacionamiento particular que está ahí cerca y con esos sondeos identificaremos dónde comienza y dónde termina y tener las dimensiones con más exactitud".

Enrique Ibarra Pedroza, secretario general del Ayuntamiento de Guadalajara, autor del libro El Puente de las Damas, editado por dicha dependencia en 2000, dijo que le parece bien que estas obras avancen, consideró que es una buena acción que realizan autoridades de los tres niveles de gobierno debido a la importancia del hallazgo "en torno a la fundación de Guadalajara, la transformación y crecimiento, la vida de los barrios, especialmente el barrio de Mexicaltzingo". Anunció que se encuentra en pláticas con la Cámara de Comercio de Guadalalara para realizar una reedición del libro mencionado.

De acuerdo con Ibarra, se trata de una de las primeras obras que hicieron vecinos y municipio en la última década del siglo XVIII, fue la década en la que Guadalajara tuvo gran transformación con la instauración de la Universidad, el Hospital Civil, la primera imprenta, las primeras escuelas y las fábricas que creó Fray Antonio Alcalde para dar empleo a indígenas en lo que hoy es el barrio de El Retiro; en esa misma época se construyó.

El Puente de las Damas, según Ibarra, data de 1796, ubicado en calle Colón: "fue construido para permitir la comunicación e integración entre dos asentamientos humanos: el de los españoles criollos y el de los indígenas, no solo en época de lluvias sino de forma permanente", informó Ibarra Pedroza quien explicó que "Mexicaltzingo al quedarse aislado predisponía la incomunicación entre la Guadalajara española y la Guadalajara indígena y eso propiciaba dos problemas para las señoras de la Guadalajara criolla; una, que se quedaban sin asistencia de servicio doméstico en sus hogares y la segunda, era que tenían la costumbre de ir los viernes al templo del Señor de la Penitencia, a lo que le llamaban La imposición de la Corona, una ceremonia religiosa".

A través de un patronato de damas del Señor de la Penitencia, las señoras se organizaban para realizar colectas y de esa forma costear la construcción del Puente de las Damas; enfatizó Ibarra, quien agregó que "fue el puente más importante de toda la colonia, con aproximadamente ocho metros de ancho para permitir carruajes en doble sentido y para salvaguardar la seguridad de los peatones".

Además, otra función que permitió fue "acelerar el flujo comercial, dado que tenía la función aduanal; como entrada, recibían las mercancías agrícolas que venían sobre todo de la provincia de Sayula".

El ensayo pretende concientizar a la comunidad sobre la riqueza arquitectónica de la ciudad dado que "Guadalajara ha sido una comunidad muy atenta a su transformación, la falta de visión o incuria en la que han incurrido los gobiernos en algunas etapas para sepultar obras que enriquecerían el contexto urbano y aprender que debemos de apreciar cómo está construida nuestra ciudad"