Crearán ventanas para ver hallazgo

Perito del INAH anuncia que limpiarán el Puente de Las Damas, harán que quede con la iluminación suficiente y colocarán vidrios en el piso para que pueda ser admirado.
El puente tiene una altura de entre cuatro y cinco metros, hasta el momento lo que han descubierto es que es más ancho que la calle, aproximadamente mide 9 metros de ancho por poco más de 20 metros de largo.
El puente tiene una altura de entre cuatro y cinco metros, hasta el momento lo que han descubierto es que es más ancho que la calle, aproximadamente mide 9 metros de ancho por poco más de 20 metros de largo. (Fernando Carranza)

Guadalajara

"Lo que debe saber la gente del Puente de Las Damas es que es un puente virreinal, uno de los pocos vestigios que quedan de lo que fue el sistema de puentes que tuvo Guadalajara. La Calzada Independencia era el Río de San Juan de Dios que tenía cuatro o cinco puentes, además de esos estaba este sobre el Arroyo del Arenal", señala Ignacio Gómez Arriola, arquitecto perito del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), quien anunció que debido a que es importante que este vestigio se reinserte en la memoria colectiva de la ciudad, han decidido que las reparaciones de la Calle Colón en el tramo que va de Montenegro a avenida La Paz, tardarán más que el resto de la obra que se extiende hasta Niños Héroes, con el propósito colocar unas ventanas de cristal para que las personas puedan apreciarlo cuando esté sobre el hallazgo.

El experto comenta que se encuentran en la fase de identificación que tal vez les lleve el resto de este año. "La siguiente etapa vendrá cuando sepamos las medidas exactas de las bóvedas. Se dejará un tipo de cristalado e iluminación por debajo para que la gente pueda ver los vestigios del puente. La idea inicial era dibujar en el suelo lo que medía, pero como estamos viendo que sí hay muchos vestigios, es importante que quede a la vista y se pueda leer".

Gómez Arriola dice que están trabajando de cerca con el Ayuntamiento de Guadalajara y la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública del Estado de Jalisco (SIOP), "porque es muy importante este vestigio. El propósito fundamental es que esto de estar completamente perdido pueda reinsertarse en la memoria colectiva. Estamos viendo el cómo y el cuándo. Aunque la obra la lleva la SIOP, estamos tratando de empatar el proyecto con otras obras que está haciendo el ayuntamiento en esta misma zona".

El puente tiene una altura de entre cuatro y cinco metros, hasta el momento lo que han descubierto es que es más ancho que la calle, aproximadamente mide 9 metros de ancho por poco más de 20 metros de largo. "Todavía nos falta hacer más calas. En algún momento alguien propuso un proyecto para que quedara todo al descubierto. La iniciativa implicaba comprar y demoler varias casas. Eso sería lo ideal pero no puede ser posible en corto plazo. Tal vez con esto de crear un sistema de ventanas, las personas vayan tomando conciencia y más adelante se tenga dinero para descubrirlo totalmente", menciona.

Gómez Arriola estima que esta sección de la calle Colón quedará reparada ya con los ventanales mencionados en el primer trimestre del año que entra. "Tenemos todo un vestigio histórico y arqueológico de lo que fue el antiguo Puente de Las Damas. De acuerdo a la información histórica que tenemos de él, se compone de cinco arcos. Al transcurso de los años y al no tener la conciencia de lo que es el patrimonio en diferentes administraciones en el siglo XX hubo necesidad de hacer drenaje, conexiones eléctricas y se hicieron. En algún momento el equivalente de lo que ahora es el SIAPA abrió y rompiendo la losa, puso esos muros de ladrillo para que la tierra con la que están rellenos todos los arcos no cubriera dichas instalaciones".

El arquitecto menciona que dañaron el puente en las décadas de los 50 o 60 para meter la línea de drenaje", agrega que "para colocar un acueducto quebraron la bóveda histórica. Encontramos que lo que tenemos es un puente tapado rellenado con arena y con muchas intervenciones de tipo urbano, la parte superior de su estructura está fragmentanda".

El puente, según Gómez Arriola, conectaba el barrio indígena de Mexicaltzingo con la ciudad española de Guadalajara , fue muy relevante en su momento y "siempre se ha sabido que estaba enterrado. Ahora al hacer esta obra nos estamos dando cuenta lo relevante que puede ser el que no se pierda nuevamente el vestigio", describe Gómez Arriola.

La importancia de este rescate que se realiza en la zona es que han habido varios cronistas que han escrito sobre este tema y tal vez con este reconocimiento se tengan datos precisos en cuanto a las medidas y características del vestigio. Esos datos podrán ser contrastados con los que ya se tienen escritos y saber si son ratificados o son corregidos.

"Es importante que una ciudad se reconozca en su pasado. Queremos también que el proceso del rescate de este hallazgo sea transparente", comenta