“El público debería solidarizarse aún más con el cine mexicano”

La actriz, quien ha trabajado en más de 60 películas a lo largo de una amplia trayectoria que comenzó en los setenta, ayer inauguró en el Festival Internacional de Cine en Guadalajara.
Aunque la AMACC es prioridad en su agenda, también produce teatro.
Aunque la AMACC es prioridad en su agenda, también produce teatro. (Alejandra Ramírez)

Guadalajara

Como parte de las actividades de la edición 29 del Festival Internacional de Cine de Guadalajara (FICG), ayer comenzó en Expo Guadalajara, una de las sedes de los contenidos del encuentro, el Foro del Cine Mexicano, titulado Análisis y reflexión sobre la situación actual del cine y el audiovisual en México. Ese apartado lo encabeza la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) que, entre otras actividades, cada año entrega el premio Ariel.

Su actual presidenta, la destacada actriz Blanca Guerra, quien cuenta con una sólida trayectoria que comenzó en la década de los setenta y continúa en activo, compartió a Milenio Jalisco, algunos retos que enfrenta este organismo y la industria cinematográfica del país, entre otros temas.

¿Cómo han sido los primeros meses al frente de la AMACC?

“Actualmente estoy dedicada al cien por ciento a la academia, estamos acompañando a la comunidad para mejorar las condiciones del cine, haciendo acciones muy puntuales para que esta especie de efervescencia por la cual pasa, no decaiga. Queremos que aumente el prestigio de la academia, y por otro lado estamos tratando de rescatar su historia, hay todo un proyecto para la realización de un libro que recabe toda esa información además de unos programas de televisión del que se está encargando ya Roberto Fiesco (productor y director)”.

¿A qué efervescencia se refiere?

“Como presidenta de la AMACC y actriz, o persona que pertenece a la industria cinematográfica, me parece que estamos pasando por un momento muy alentador en cuanto al incremento de la producción de películas gracias a todos los subsidios que existen en este momento a favor de esta industria. A partir de la reforma del artículo 226, la producción comenzó a crecer, gracias al incentivo fiscal que se deriva de esa reforma se ha propiciado la realización de una serie de producciones con temas diversos y con una gran variedad de lenguajes, podría decir incluso, una particular madurez. Eso es muy alentador para buscar alternativas que permitan que esto no decaiga”.

¿Qué hace falta sumar a esas ventajas?

“Un punto muy importante es que no podemos apoyar una cinematografía que se va a fondo perdido, si no hay la voluntad política y si la comunidad no se enfoca en encontrar estrategias que lleven a una satisfactoria distribución y exhibición de nuestro cine con posibilidades de recuperación económica para sus inversionistas, si eso no sucede, cualquier avance no sirve de nada”. 

¿Qué debe hacerse entonces, al respecto?

“Tenemos que lograr que haya una mejor exhibición de nuestras películas; llegar a una situación que nos permita lograr la recuperación e incrementar más la producción, necesitamos que el público mexicano atienda esa oferta, que vaya y apoye comprando un boleto para ver nuestras películas. Es cierto que las productoras estadunidenses han hecho bien su trabajo de mercadotecnia, tan bien lo han hecho que hay películas muy malas que logran colocar en nuestras pantallas. Creo que el público mexicano debería solidarizarse aún más con el cine mexicano y con toda la oferta cultural del país y apoyar lo que se hace en nuestro país. Debemos lograr que el porcentaje de salas que exhiben producciones mexicanas sea mayor que el que se dedica a cintas extranjeras. Es por eso que no exagero cuando digo que estoy dedicada de tiempo completo a la academia, hay mucho trabajo por hacer”.

¿Quiere decir que actualmente no realiza ningún otro proyecto?

“Bueno, mi prioridad es la academia, por otro lado he comenzado a crear una productora de teatro, es una opción independiente, se llama Arcos Caracol, que es en donde he estado realizando un Laboratorio de Artes Escénicas para profesionales y en julio comenzaremos la producción de nuestro primer montaje. Por el momento no me queda tiempo más que para eso, no tengo en puerta ningún proyecto en cine o en televisión”.