Prueba Oncotype DX ahorra hasta 50% de los costos en terapias

Especialistas del Incan hicieron un estudio que permitió cambiar en 37 por ciento de los casos el tratamiento de las pacientes para poder darles uno más efectivo.
Extraen una parte del tumor para analizar el ARN de los 21 genes relacionados con ese carcinoma.
Extraen una parte del tumor para analizar el ARN de los 21 genes relacionados con ese carcinoma. (Especial)

México

Investigadores del Instituto Nacional de Cancerología (Incan) dieron a conocer los resultados del primer y único estudio realizado en Latinoamérica sobre costo y efectividad de la prueba Oncotype DX, con el que demostraron ahorros hasta de 50% en los costos de las terapias oncológicas.

Enrique Bargalló, jefe de Tumores Mamarios del Incan, que encabezó el estudio con un equipo multidisciplinario de especialistas mexicanos, dijo que los resultados de este análisis fueron muy alentadores.

Al dar a conocer los resultados detallados del “Study of Impact of the 21-Gene Breast Cancer Asay on the Use of Adjuvant Chemoterherapy in Women with Breast Cancer in a Mexican Public Hospital”, Bargalló refirió que la prueba aplicada en un centenar de mujeres permitió cambiar en 37 por ciento de los casos el tratamiento que debe recibir, y con ello se disminuyó la toxicidad e invasión innecesaria.

“Se redujeron tanto las recaídas como el avance progresivo del cáncer que puede derivar en muertes prematuras al otorgarle el tratamiento adecuado. En este sector la quimioterapia es de poca utilidad, por lo que se optó por un tratamiento hormonal”, aclaró.

En cuanto a 63 por ciento que requirió quimioterapia, aclaró, la prueba permitió elegir la adecuada para tratar su cáncer mamario de acuerdo con su propio perfil de genómico, tolerancia, efectividad, respuesta y baja toxicidad.

“Hay mujeres que indudablemente necesitan quimioterapia y eso también sale en los resultados... Aquí lo importante es que estamos transitando hacia una medicina personalizada, por ejemplo, se determina si la mujer es portadora del gen HER 2”.

Estos elementos, abundó, son esenciales para lograr una adecuada adherencia, reduciendo costos, y elevar la calidad de vida.

“Antes de realizarse esta prueba genómica todas recibían como tratamiento inicial la quimioterapia, pero no en todas hay un beneficio en mejorar su calidad de vida, por el contrario recaían, perdían parte de su vida activa y muchas veces morían”, dijo.

“Los resultados han sido consistentes con otros 20 estudios efectuados a escala mundial. Estamos hablando que alrededor de 35 por ciento de las mujeres cambió de tratamiento, no se sometió a quimioterapia, ahorrándose todas las toxicidades de una terapia de la cual no se iba a beneficiar”, aseguró el especialista.

El procedimiento

El procedimiento consiste en extraer una parte del tumor para estudiar el ARN de los 21 genes que participan en el desarrollo del cáncer de mama. Se somete ese tejido a cortes analizados por patología y a través de la prueba Oncotype DX, basada en puntajes, se evalúa los riesgos y recurrencias del cáncer para determinar las terapias adecuadas.

La información correspondiente a cada paciente analizada por esta prueba se divide en riesgo bajo, intermedio y alto.

Si la paciente es de bajo riesgo el beneficio con la quimioterapia adyuvante es nulo, pero si el índice de recurrencia es alto, el médico puede estar seguro que el tratamiento con quimioterapia es adecuado y no está ofreciendo un sobretratamiento.

No otorgar quimioterapia cuando no es necesaria permite elegir un tratamiento adecuado y reducir los gastos.

Según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el costo promedio en México de un tratamiento de quimioterapia para cáncer de mama es de 11 mil 684 dólares.

El uso generalizado de la prueba Oncotype DX permitiría ahorros al sector público por 2 mil 128 dólares por paciente. Esto considerando los resultados del estudio donde más de una tercera parte puede evitar la quimioterapia.

La prueba ya fue evaluada en diversos estudios clínicos con más de 4 mil pacientes con cáncer de mama en el mundo, incluyendo un estudio de validación publicado en The New England Journalof Medicine y un estudio de beneficio de la quimioterapia publicado en el Journal of Clinical Oncology

Actualmente se encuentra disponible en más de 60 países y ha sido utilizado en 500 mil pacientes. En México, la prueba se encuentra disponible desde 2010 y es distribuida por Grupo Fármacos Especializados.

La Cofepris aprueba método anticonceptivo

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) aprobó el uso y la comercialización del más pequeño sistema intrauterino (SIU) de larga duración, que libera levonorgestrel en dosis baja y está indicado para mujeres jóvenes que desean una protección anticonceptiva hasta por tres años.

El flexible sistema, desarrollado por Bayer, se conforma por un cilindro con hormona, el cual es introducido por un médico especialista en el interior del útero para liberar localmente una baja dosis de dicho fármaco.

“Permite un efectivo control de la fertilidad hasta por tres años y liberando a sus usuarias de la administración diaria, semanal o mensual de un método anticonceptivo”, con una efectividad superior a 99%, destacó el estudio de seguridad y efectividad divulgado con la aprobación.

Además, el SIU ofrece ventajas como una menor dosis hormonal de liberación, acción local (en el útero), comodidad y fácil aplicación, así como duración anticonceptiva de largo plazo con un rápido retorno a la fertilidad.

Este nuevo método para el control de la fertilidad ya fue autorizado también en Estados Unidos y la Unión Europea.