“Con el proyecto traté de acordarme de cosas que valen la pena”

La editora Leticia Herrera presentará este domingo la Casa Universitaria del Libro, un catálogo de 10 poemarios, que forman parte de una editorial llamada La Caletita.

Monterrey

Con una colección de 10 poemarios, donde se incluyen autores nacionales y sudamericanos, surge una editorial independiente en Monterrey a la que Leticia Herrera ha denominado como La Caletita.

La primera colección "Las vacas flacas" consta de poesía latinoamericana con títulos que se realizan de manera artesanal, según relata la editora.

En un posterior ejercicio se incluirá un número similar de obras pero bajo el género de la narrativa.

La Caletita ha estado gestándose desde mediados del 2012 pero es ahora que cuenta con un catálogo de 10 poemarios que saldrá a la luz públicamente.

La cita es este domingo al mediodía en la Casa Universitaria del Libro, donde serán presentados.

¿Cómo surge el proyecto editorial de La Caletita?

Surge de un movimiento casual que hice en relación a un viaje que iba a hacer de un encuentro de escritores en Guatemala, y quería llevar algún material para poder regalarle a los muchachos que van a los eventos que se organizaban. Entonces me hice un cuadernito con poemas míos para poder regalar y esa modalidad de un cuaderno breve, que sea una muestra poética y que no cuesta mucho dinero producida se me hizo bastante pertinente. Ése fue el pretexto que luego me pareció bastante egocéntrico andar haciéndome libritos y pensé que había que convocar a otros poetas.

¿Y cuál es el perfil de los primeros 10 autores que aparecen en la colección?

Es una propuesta bastante diferente. A mí no me interesó en términos concretos publicar a autores locales ni nacionales, sino pensé en continuar con un trabajo que vienen haciendo algunos editores desde hace 10 años en México que es promover la literatura que se hace en Latinoamericana o de habla hispana, en particular porque hasta hace años era muy difícil encontrar obra de autores del sur. Son autores donde se representa Argentina, México, Chile, Costa Rica y República Dominicana.

Hoy se cuentan con muchos recursos para promover la literatura independientemente de la lejanía del país donde provenga, ¿cuál es la valía de seguir contando con editoriales que hagan estos esfuerzos?

La red es un medio muy engañoso donde pareciera que todos estamos conectados, lo cual es falso, además un estudiante de nivel medio o básico no entra a la red buscando a qué poeta leer.

El hecho de tener materiales impresos tiene que ver con llegar a autores de una manera directa y, si quieres de una manera tradicional, pero tiene que ver con el asunto de enamorar a más personas en la lectura de la poesía.

Incluso en América Latina parece haber un boom, si podemos llamarlo así, de editoriales artesanales, también están las cartoneras, ¿Ése es el espíritu de La caletita?

Si, ése es el perfil, son libros completamente artesanales donde cubro todo el proceso de la edición de los libros, o sea yo cuido la edición, los diseños, les doy formato hasta el armar los libros. No son tipo cartonera son de otro formato donde se cuidó mucho el diseño para que sean atractivos para los jóvenes.

¿Cómo te sientes al emprender el proyecto de una editorial independiente?

Es un proceso que te da puras satisfacciones a título personal. Es simplemente recordar en un contexto que estaba muy descompuesto cuando yo lo empecé, porque tuvo que ver con este asunto de la violencia tan amplia que había y que a cualquiera descorazonaba y yo traté de acordarme de cuáles eran las cosas que valen la pena. Ése fue uno de los motivos iniciales del proyecto, necesitaba recordar que hay cosas buenas en la vida, no sólo este desorden y caos.

Es muy gratificante emprenderlo, además porque los autores han aceptado de muy buen gusto.