Las promesas de la COP21, con impacto insignificante

Cumbre en París para “sanar el planeta” no es tal cosa: Lomborg. En el documento publicado en la revista 'Global Policy' se miden las consecuencias de todas las propuestas efectuadas por los países.
Bjorn Lomborg, de los 100 pensadores globales más relevantes.
Bjorn Lomborg, de los 100 pensadores globales más relevantes. (Gabriel Bolio)

México

Las promesas de la cumbre del clima COP21 tienen un impacto insignificante, según un documento publicado en la revista Global Policy, hecho por el doctor Bjorn Lomborg; el texto mide el impacto real de todas las propuestas efectuadas. "Se está vendiendo como la cumbre en la que podemos ayudar a 'sanar el planeta' y 'salvar el mundo'. No es tal cosa", señaló el autor.

En el texto se destaca que los negociadores de la COP21 —que se realizará en unos días en París, Francia— "tratan de abordar el calentamiento global de la misma manera en que ha fracasado durante 30 años: haciendo promesas que son individualmente costosas, tendrán poco impacto aún dentro de 100 años, y de las que muchos gobiernos tratarán de evadirse. Esto no funcionó en Kioto o en Copenhague, no ha funcionado en 18 conferencias sobre el clima o las innumerables reuniones internacionales. La alusión a que hará una gran diferencia en París es una ilusión", se señaló en el documento.

En éste también se detalla que si todas las naciones mantienen sus promesas, las temperaturas solo se reducirán 0.05° C. "Incluso si asumimos que éstas se extendierán durante otros 70 años, aun así hay poco impacto: si cada país cumple todas las propuestas para 2030, y se realizaran estas promesas fielmente hasta el final del siglo, y no hubiera ninguna fuga de CO2, por parte de los países no comprometidos, la totalidad de los compromisos hechos en París reduciría los aumentos de temperatura en tan solo 0.17°C para el año 2100".

Las obligaciones enviadas hasta ahora por la mayoría de los 195 países que participarán en la COP21 prevén un aumento catastrófico de las temperaturas de 4º C; se busca que ese aumento no sea mayor a los 2ºC.

Lomborg, es director del Copenhagen consensus Center, profesor adjunto del Copenhagen Business School y realiza investigaciones que apuntan a mejorar el planeta de la forma más inteligente y eficiente, por lo que fue considerado entre los 100 pensadores globales más relevantes por la revista Foreign Policy.

El proyecto del Copenhagen Consensus sobre el Clima reunió a 27 de los principales economistas climáticos del mundo y tres premios Nobel, que hallaron que la política más inteligente a largo plazo es invertir en I+D (Investigación+Desarrollo) verde, para empujar hacia abajo el precio de la este tipo de energía.

LO QUE FUNCIONA Y LO QUE NO

El especialista destacó también en la publicación ejemplos para sustentar los argumentos de su análisis sobre la COP21: "Considere el Protocolo de Kioto —firmado en 1997, nunca ratificado por EU y finalmente abandonado por Canadá y Rusia y Japón—. Después de varias renegociaciones, éste se había debilitado hasta el punto de que el aire caliente, dejado desde el colapso de la Unión Soviética, superaba la totalidad de las reducciones prometidas, dejando el tratado esencialmente inoperante.

"La única razón por la cual casi se lograron las metas de Kioto fue por la recesión mundial de 2008. Más aún, las emisiones se desplazaron de un país a otro".

Respecto a la cuestión de qué es lo que deben hacer los países, Lomborg dijo: "En lugar de tratar de hacer los combustibles fósiles tan caros que nadie los quiera (...) debemos hacer que la energía verde sea tan barata que todos querrán pasar a ella.

El documento completo fue publicado en el más reciente número de Global Policy y está disponible en línea desde ayer en el enlace: http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/1758-5899.12295/full.